Política

Familiares de Rubén Espinosa demandan al gobierno de Veracruz apoyar investigaciones

agosto 01, 2019

A pesar de la existencia de una ejecutoria de amparo 804/2015 del Juzgado Noveno de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, y de la recomendación 04/2017 de la Comisión de Derechos Humanos también de aquella ciudad, para evitar filtraciones de partes del expediente y por actos de revictimización a la familia del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de Nadia Vera y la de otras tres personas ejecutadas el 31 de julio de 2015 en la colonia Narvarte, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México sigue dando acceso al expediente judicial, se quejó Patricia Espinosa, hermana del fotoperiodista, durante la ceremonia del cuarto aniversario luctuoso de su deceso.

En un emotivo acto en donde por primera vez en esta ciudad también estuvieron sus padres, su hermana Alma Espinosa y sobrinos, y que fueron acompañados por activistas de la sociedad civil, académicos y periodistas, quienes también realizaron una breve marcha por las calles de la ciudad y en donde el Colectivo Voz Alterna entregó la tercera emisión del premio de fotografía que lleva su nombre a la joven Victoria Helena Pérez Razo, por su labor vinculada a los derechos humanos.

En el micrófono Patricia expresó: "Exigimos que Javier Duarte no sea liberado ni perdonado, porque no sólo debe estar preso por los delitos que se le imputan, sino por los asesinatos que cometió en este estado", además demandó que el gobierno de Veracruz apoye las investigaciones y preste los expedientes para que se tome en cuenta la labor periodística de su hermano, porque hay algunos que han minimizado su actividad y es una buena oportunidad para que este gobierno se reivindique, "hemos visto que vuelve a haber filtraciones en los medios de comunicación sobre el tema y eso nos hace sentir que estamos en el mismo hoyo y que la gente sigue siendo la misma, pese a que tiene otro nombre".

En las escalinatas de la Catedral de la Inmaculada Concepción, colocaron además de lonas, flores blancas, carteles que decían "4 años sin Rubén, 4 años sin justicia", "Nadia Vera, Rubén Espinosa, no olvidamos, no perdonamos", "Periodistas exigimos investigación de acoso en Veracruz", y luego marcharon por las principales calles del centro de la ciudad pidiendo que ese crimen no quede impune y que los gobiernos federal y estatal contribuyan en hacer justicia.

Previamente, en la ceremonia luctuosa, la activista y amiga de Nadia Vera, Edith Escalón, coincidió con la demanda de la familia del periodista para que se investigue al ex gobernador Javier Duarte, y quien fuera su secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita. "El asesinato de Nadia y Rubén sí fue político, sí fue por encargo, y sí fue una persecución. ¿Por qué amenazar a estudiantes, a activistas, a periodistas en Veracruz por un supuesto robo en la capital? Hubo tortura, hubo planeación, hubo precisión. No fue un robo, fue una ejecución, la clave está en Veracruz, vean, vayan, pregunten".

En uso de la voz, el integrante de Lavida, Emilio Rodríguez Almazán, aseguró que aun cuando ha cambiado el régimen de gobierno del país, no significa ningún cambio en la situación de los activistas y periodistas, "es para nosotros una realidad que los periodistas siguen siendo hostigados, asesinados y no hay quien pare esta violencia". Recordó el caso del activista asesinado en Amatlán de los Reyes, Noé Vázquez, quien se oponía en los proyectos hidroeléctricos: "nos queda muy claro que si de algún lugar vendrá la justicia será de los hechos que estamos haciendo ahora, tomando fotos, tirando el gatillo de las cámaras, arrastrando la pluma, gritando, informando, yendo a las comunidades y defendiendo nuestros derechos, en la acción sólo existirá la justicia".

De manos de la madre del periodista, Cristina Becerril, recibió el premio que lleva el nombre de su hijo –institucionalizado por el colectivo Voz Alterna, que no tiene un estímulo económico y cuyo fin es motivar a los jóvenes a vincularse con los más necesitados– la fotógrafa del puerto de Veracruz, Victoria Helena Pérez Razo, por su labor de acompañamiento y documentación en las fosas y migrantes.