Política

Borrón y cuenta nueva, pide alcalde de Coatza a AMLO

julio 23, 2019

Pasivos con la CFE, CAEV y Banobras comprometen el presupuesto: Víctor Carranza

Coatzacoalcos, Ver.- El ayuntamiento de Coatzacoalcos pidió al gobierno federal, la condonación de varios adeudos por más de mil 300 millones de pesos que se dejaron de pagar o son créditos contratados, pero no se ejercieron en obras.

Víctor Carranza Rosaldo, alcalde de Coatzacoalcos, indicó que el mes pasado enviaron la petición oficial al gobierno federal para que se condone un adeudo de 250 millones de pesos por servicio de energía eléctrica.

Detalló que la pasada administración, encabezada por el priísta Joaquín Caballero Rosiñol, dejó de pagar el servicio de alumbrado y se fue acumulando el adeudo por varios meses y ahora la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les esta pidiendo el pago total.

Anotó que en su administración se ha cubierto el servicio mensual, pero no se ha podido liquidar lo que está atrasado.

Una cifra similar, dijo el edil, se adeuda a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y se tiene otro pasivo con la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV), de 500 millones de pesos, por eso no se ha podido acceder a los programas para el mejoramiento de la infraestructura de saneamiento y distribución de agua.

Carranza indicó que el principal pasivo se arrastra por el proceso de bursatilización y créditos al Banco Nacional de Obras (Banobras) por 350 millones de pesos, los cuales tienen intereses muy elevados.

Anotó que a pesar de que se entregaron recursos para infraestructura, no se ejercieron en obras para la ciudad, y en algunos casos se trata de proyectos que no se terminaron.

Detalló que estos pasivos han limitado mucho la ejecución de obra pública para el municipio pues tienen un presupuesto "precario".

Por esto, el alcalde de Coatzacoalcos pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que, al igual que pasó en Tabasco, se condonen algunos pasivos para este municipio, con el fin de liberar su presupuesto.

Despidos en la Sagarpa representan un riesgo sanitario

Los despidos en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) representan un riesgo sanitario para Veracruz, aseveró la regidora del ayuntamiento porteño, Ileana Ramírez Domínguez.

Señaló que en esa dependencia se ha reducido su personal drásticamente y ello minimiza la capacidad de verificación del ganado que pasa por la región.

"Pueden llegar, no sólo en Veracruz sino en otras parte de la República, a empezar a llegar ganado que no esté previamente supervisado (...) porque no sabes en qué condiciones viene, si es ganado mexicano, de quién es, no sabes, o puede ser hasta robado", indicó.

Informó que existen enfermedades como la brucelosis y la tuberculosis las cuales podrían esparcirse en el territorio veracruzano si no existen las medidas de precaución necesarias.

Aseveró que en la ciudad de Veracruz se han realizado campañas de prevención y análisis de estas enfermedades, sin embargo esto no garantiza que no lleguen animales con enfermedades de otros lados.

"En municipios como nosotros, Veracruz, que tenemos nuestro hato ganadero, que hemos estado al pendiente con la brucelosis y tuberculosis haciendo las pruebas", indicó la Regidora.

Asimismo dijo que con el actual gobierno federal y estatal no existe una claridad en cuanto a la aplicación de los programas de apoyo a los ganaderos y agricultores que ya se habían venido aplicando.

Dijo que una muestra de ello fue la reciente época de estiaje que afectó fuertemente a los productores veracruzanos.

"Su política es esa, con este recorte presupuestal ha habido muchos despidos a nivel federal, y que tiene que ver mucho con la parte operativa de esta secretaría y que ello repercute también en el acercamiento con los productores", sentenció.