Economía

Aranceles del gobierno de Estados Unidos afectarán a varias empresas veracruzanas

julio 23, 2019

Orizaba, Ver.- Las industrias acereras y manufactureras del país están a un paso de entrar en crisis económica, especialmente por las barreras arancelarias que el gobierno de los Estados Unidos impone a estos productos mexicanos, de hecho, estas medidas anulrían los acuerdos estipulados en los tratados comerciales que ese país, Canadá y México han firmado. "El proteccionismo afecta a todos, pero en especial, a quien lo aplica", advierte Edgar Chahín Trueba, representante de la Asociación de Industriales del Estado de Veracruz.

Las condiciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos se consideran como lesivas para la economía del país y en especial para el sector acerero y de manufactura, "más que los aranceles al acero en sí, el hecho de que Estados Unidos imponga medidas proteccionistas hace que no tenga caso el Tratado de Libre Comercio, y con el tiempo será a ese mismo país al que más le afecte (aunque) las medidas arancelarias (también) afectan a empresas mexicanas, principalmente a las que se dedican a exportar estructuras fabricadas".

"Los últimos aranceles que pusieron fueron a estructuras fabricadas, no eran como los anteriores, esto les hace daño a algunas empresas; obviamente se está peleando (pues) no debieran existir, pero es un arancel que se puso a estructuras de la zona", precisa.

En Veracruz, hay quienes resienten las condiciones arancelarias; "esos impuestos les pegan a empresas como Constructo... No hemos platicado con ellos, pero deben estar afectados; hay empresas de la entidad nombradas en la lista; Pellizzari, por ejemplo, es un magnífico fabricante de estructuras y está en el puerto de Veracruz", según revela.

Las medidas que el gobierno de Trump adopta "son sumamente proteccionistas, pero las paga el público de Estados Unidos, no lo hace la industria, eso nada más beneficia a los accionistas, a las empresas, pero ni siquiera los trabajadores salen beneficiados, porque al final ellos también van a comprar refrigeradores o coches, y los van a comprar más caros".

"Las medidas proteccionistas no son buenas para ningún país, México en su momento fue un país proteccionista y todo salía muy costoso y lo peor de todo es que la calidad era muy mala".

Lo que más preocupa al sector empresarial del país, explica, es que "un día Donald Trump se levante de malas e imponga un nuevo arancel. No lo entienden ellos, pero lo que sí es cierto es que aunque en el corto plazo esas medidas benefician a Estados Unidos, el auge económico que puedan alcanzar se va a acabar rápidamente, pues es un espejismo", anticipa.