Política

A tres años de su despido, sigue la lucha de extrabajadores de SAS-Veracruz

julio 16, 2019

Roxana Aguirre

Ex trabajadores del sistema de agua y saneamiento de Veracruz marcharon desde la antigua sede del sistema ubicada en la calle Colón del puerto de Veracruz hacia el Zócalo.

"El 16 de julio del 2016 fuimos despedidos de nuestro empleo despojados de nuestros derechos desde entonces hemos continuado en la lucha hasta el día de hoy", expresó la ex lideresa sindical y representante de los trabajadores Angélica Navarrete.

Señaló que no ha habido avances reales. Se han interpuesto amparos porque en enero del año pasado la Junta de Conciliación y Arbitraje archivó la documentación del caso como si ya estuviera resuelto.

"Nosotros solicitamos el amparo de la justicia Federal en dos ocasiones ha sido otorgado al sindicato y esta vez la semana pasada nos acaban de notificar uno de los amparos queda totalmente firme para los trabajadores y otro está en espera de que sea la misma situación (...) El amparo es para que la junta lleve el procedimiento legal correspondiente nos fijaron audiencia para el 23 de agosto", explicó.

La líder sindical consideró que esta decisión de la junta de conciliación fue por una orden directa del Gobierno Estatal.

Aseguró que siguen buscando un acercamiento con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

No se ha dicho que lo de nosotros es una injusticia pero no es suficiente tiene que actuar (...) nosotros seguimos luchando afortunadamente la gente aguantado tanto sacrificio porque quedarse sin empleo no es cualquier cosa, nosotros tenemos esperanza de que este gobierno realmente nos busque y cumpla", afirmó.

Navarrete acusó que a tres años que llegó Grupo Más no invertido un solo peso y ha abandonado los centros de trabajo como las plantas de tratamiento, además de que el servicio a los ciudadanos es pésimo, y la promesa de mejora del sistema no ha ocurrido.

Representantes del ayuntamiento de Veracruz en varias ocasiones han señalado que buscan revertir la concesión entregada por el ex alcalde Ramón Poo Gil a Odebrecht Ambiental y Aguas de Barcelona, sin embargo los términos del contrato no permiten realizar esta acción, a pesar de que se tiene registro de los incumplimientos.