Política

Vemos con nuestros pensamientos: Matrix.

julio 14, 2019

¿LA REALIDAD ES INFORMACION QUE VIENE O QUE VA?. Para avanzar políticamente, es necesario comunicar ideas que logren convocar o enganchar a la mayor parte posible de gente en nuestro país, y para ello se requiere pensar en los motivos y preferencias de tales mayorías. La mayoría de la gente pensamos que VEMOS la realidad, o que la escuchamos, pero no es así, esa es la ilusión colectiva. Pensemos en un bebé recién nacido sano, que tiene todo lo necesario para internar imágenes a su cerebro. ¿Qué ve? En términos de lo que nosotros entendemos, no ve nada, porque nada le significa, ni siquiera sabe si su mano es suya, si es una extensión de su madre, o de la cuna. En contraste nosotros proyectamos nuestro conjunto de significados, nuestro edificio mental sobre lo que creemos real y entonces creemos estar percibiendo lo externo (viene), cuando en realidad estamos recibiendo un reflejo de la PROYECCION DE NUESTRA MENTE (va) sobre aquello que tal vez es real pero que no es asible, la proyección de nuestros conceptos y categorías, las jerarquías y acomodos construidos principalmente antes de los 7 años. ¿Porqué no es asible? Porque lo que tenemos asido son nuestros propios conceptos asociados a las energías que emite o rebota lo que creemos real, no la realidad misma, y porque distintas personas asirán otros conceptos que son evocados por la parte que a ellos les signifique algo de lo supuestamente real, que supuestamente señalamos con nuestros conceptos expresados o lenguaje. (Toda vez que exista una mínima comunidad de lenguaje en el tema expresado)

Entonces, lo que creemos ver, el alcance de nuestra visión LO DEFINE ESE EDIFICIO MENTAL, no lo que esté allá afuera. Por eso hay discrepancias entre personas, algunas hasta la muerte, porque ambos creen estar viendo una realidad, mientras que lo que están viendo es la parte de su edificio mental que es evocada por aquello externo (O un poco más complejo si es interno, como una emoción), mientras aquello externo queda intocado o apenas rozado en su superficie. En el extremo, un psicópata no ve al otro, ve un instrumento, visión que comparten una serie de empresarios cerdos capitalistas. Ver, considerar y respetar al otro es condición de salud mental, en el plano individual y social (izquierda). Y claro, vivimos en una sociedad individualista muy enferma como consecuencia del mismo capitalismo.

PONERLE NOMBRE. Por eso es ridículo pensar que cuando a algo 'se le pone un nombre' entonces 'ya es conocido', sea una persona, una cosa, un proceso social (que es lo que se hace la mayor parte de la formación académica, poner nombres) o uno mismo.

¿Cómo entonces podemos comunicar una idea, si los edificios mentales son distintos? En realidad nunca la comunicamos realmente, a lo que podemos aspirar con un lenguaje común es a decir cosas que evoquen significados semejantes en edificios mentales distintos. Por eso la emoción es algo básico en los intentos de comunicar, porque son evocaciones fuertes a sentimientos semejantes.

Si alguien no sabe que para empezar NO ESTA VIENDO 'LA REALIDAD', está más perdido que el que ya lo sabe. Si sabe que lo que ve principalmente es A SU PROPIA MENTE con

piscas de la energía de lo real, ya tiene otro escalón a su favor y podrá 'ver' más lejos que los demás.

COMUNIDAD NO ES GARANTIA DE VERDAD. Si usted se encuentra a otro que cuente con un edificio mental semejante, podrá describir mejor el propio y encontrar algo de eco, aunque ambos edificios mentales estén completamente torcidos y lejanos de lo supuestamente real. Así se hacen las filiaciones religiosas y a veces incluso las políticas, a veces muy contentas pero muy falsas.

VISION LIDER. Quienes critican el liderazgo político o incluso caudillismo están desconsiderando que usualmente ese líder está viendo desde un edificio mental de más pisos que la mayoría y sobretodo con mayor distancia del mismo, con mayor flexibilidad interpretativa y por eso puede liderar, porque en situaciones inesperadas puede maniobrar más allá que un dogmático que se cree lo que piensa como si fuese real. Si fuera móvil y dinámico lo externo observado (cualquier cosa viva o compuesta por elementos vivos), eso aparentemente real, se requiere una visión desapegada de lo que se cree real, de dogmas (que puede ser fijo), para tener mayor cercanía a eso real en proceso de cambio. Claro que no se trata de tirar por la borda la filia a conceptos como 'el bien de las mayorías', lo cual podemos aceptar en el cuerpo dogmático, eso no tiene porque cambiar, pero si se habla de estrategias o metas, valdría tener cierta flexibilidad.

PODER DE PROYECCION. El saber las limitaciones de nuestra capacidad de aprehender o comunicar lo real, nos da ventajas en nuestro manejo social y político pero nos pone en una situación compleja tal que una de las soluciones está en el autoconocimiento. Tenemos que saber que la varita del mago, el mudra o la oración, no nos da ningún poder, sino que éste viene de nuestra proyección mental, y que esto es válido tanto en el plano 3D como en el sueño, meditación profunda o viaje astral. Así, aún más allá de 3D, ante el mismo posible fenómeno, un cristiano ve a dios o a un diablo, un budista ve a la luz de la sabiduría o a la nada y el más reprimido, un musulmán, ve 7,000 vírgenes para acostarse con ellas con permiso de Alá. Es decir, tanto en conciencia como en subconciencia (o hasta en superconciencia), la mente juega a lo mismo y nos ofrece nuestros propios significados como si fuesen lo real. Entender esto nos reporta una gran ventaja, nos da cuenta del poder de la mente y nos habilita para aquello mentado y tal vez poco comprendido de: "Lo que crees lo creas", pues con esto se aclara un tanto que lo que ves es más lo que proyecta tu mente, entonces tu capacidad de enfoque de lo que proyectas crece porque será menos probable que te creas tus mentiras como realidades, de suerte que podrás definir mejor lo que procede de tu elaboración y lo que procede de los prejuicios y preconceptos de la infancia y siendo más tu mismo (1) tendrás mejor posibilidad de aportar e integrarte, de servir, de vivir feliz, pero a la vez, podrás separar más y poner mayor atención a esas ‘piscas de realidad’, al atenuar el propio reflejo.

POR EJEMPLO, dos ingenuos asisten a una escuela confesional o al itam o al tec, donde suelen ver con viseras (como de caballo) muy estrechas a través de armados autocomplacientes de conceptos que finalmente justifican el 'destino manifiesto', de que los ricos lo son por listos y los pobres lo son por pendejos. Allí todo cuadra, creen 'verificar' la misma realidad, cuando lo único que verifican son los pensamientos circulares aprendidos y se constituyen en depredadores del resto, en ladrones de los bienes públicos, en adelgazadores

del estado, en empresarios exitosos al cobijo del poder (corruptos), en neoliberales cuando es sólo la patraña para justificar el capitalismo salvaje, pero convencidos de que están en lo correcto, convencidos de que son muy listos y de que fueron a la mejor escuela.

En contraste, alguien que tuvo la fortuna de ir a la UNAM o tal vez a la UV u otra estatal y se permitio la posibilidad de escuchar a los campesinos que llegaron del último pueblo donde han sido despojados, asesinados y reprimidos por el cacique local prianista, y entonces se echan a andar mecanismos mentales de empatía que tal vez en algún momento redunden en la flexibilidad mental de poner en cuestión el sistema de cosas, de conceptos, de relaciones de poder y de clases que sostiene semejantes incongruencias, y lo que para un alumno o maestro de una universidad confesional o de derecha sería una estúpida interrupción en su clase, se constituye en un contacto humano que vincula tu proceso de generar significados en tu edificio mental a ese otro que llegó a informarte y a botear y que tuviste la fortuna de escuchar y sentir, aunque estudies matemáticas o física, cuantimás si fuera política o sociología.

Por eso los alumnos de escuelas privadas que se perdieron las discusiones de una huelga estudiantil, se perdieron algo fundamental de su formación y no son más que eficientes y brutos engranes de empresas explotadoras, mientras que otros se dan mejores lujos de ser un poco más 'seres humanos'. De hecho, es curioso que la ideología ‘humanista neoliberal’ o gatas revolcadas del positivismo comtiano hayan permeado tanto a las disciplinas humanistas en las universidades mexicanas, como acción de la exportación ideológica del imperio.

Para REDONDEAR nuestra reflexión. El reto para comunicar, si atendemos a esto, es intentarlo donde cada quien cree que VE la realidad, cuando eso es falso, osea, las sociedades somos como manicomios donde cada quien cree estar en contacto con SU realidad, sin darse cuenta de que lo que cree ver es más bien su fantasía proyectada, las más de las veces adquirida de la anterior generación sin cuestionamientos y en tal contexto es a donde se da nuestra necesidad de comunicación política. Entonces, ¿Cómo hacemos política desde un mejor nivel de conciencia?

1o) .Reflexionando mucho sobre la diferencia entre lo que uno proyecta hacia lo que parece real y lo que como cosa supuestamente real nos comparte a través de su energía física, emocional o espiritual, entendiendo ‘la fantasía de nuestro edificio mental proyectada’, como ‘La matrix’, y la esquiva pisca (con frecuencia ausente) de información real, como aquello por conocerse. (Ej.: Si ves algo verde, está rebotando el espectro verde, así que es escencialmente rojo. Ej: Lo sólido en el nivel cuántico es sólo energía, lo 'material' es una ilusión energética 'inteligente') Antes valía ‘la objetividad’ como fuente de verdad, hoy sabemos que tampoco es terreno seguro, así que el reto filosófico-científico es ubicar zonas y procedimientos menos inseguros que otros, según el campo de conocimiento.

2o). Sabiendo más quién o qué es uno, cómo construimos el ego, que resulta ser esta proyección del edificio mental, pero sobre uno mismo, lo que de nuevo, no es lo real (cree uno ser un animal, racional, social, pero no sabemos porqué vive una célula ni de dónde proviene la capacidad de pensar, ni ‘vemos’ la realidad social. O ser el ente que está atrás de los ojos ‘viendo’). Oriente plantea desechar el ego, pero esto aclara porqué hacerlo: por su falsedad. Indagando qué es, de qué está hecho el resto del edificio mental de uno, y desde ahí tratar de entender mejor la postura del otro que también cree ver lo real. Este otro puede ser uno más afín políticamente o un opositor, observar las diferencias. 3o) A partir de lo anterior, elaborar una estrategia que pueda dar frutos dadas tales circunstancias de uno y del interlocutor y

jamás operar en la simpleza de ‘emisor - medio – receptor’, porque obvian lo medular, sino en las construcciones mentales de uno, de otro y de puntos de encuentro o 'disparo' entre nuestro posible discurso y las categorías con las que esté enganchado el interlocutor, y si son muchos, pues la mayoría de ellos. Tampoco vale la simplificación de ‘percepción – juicio – razonamiento’, porque la idea común de percepción supone la falsedad antes descrita y el juicio se elabora sobre conceptos erróneos autocomplacientes, alejándonos de la verdadera realidad. 4) Si fracasamos, revisar de nuevo a la luz de lo anterior e intentarlo ad infinitum. En el camino aprenderemos lo necesario, pero no basta con quedarse sentado en su silla o sillón. Un trabajo colectivo siempre es mejor.

FUSION. Este simple ejercicio de autoconocimiento puede ayudar a no irse con la finta de una serie de creencias propias y de otros, pero no está por demás profundizar con lo que nos ofrece gente como J. Matus u otros vivos quizá como Fco. Aguilar, que llevado a mayor profundidad, es la raíz de conocimiento a la que tenemos derecho por herencia, dando en la 4a T espacio a lo mejor de los dos mundos: el discurso materialista-cientificista y el mágico tlamatínico de superconciencia, pues con la legislación y visión actual se discrimina a las culturas originarias a las que tenemos derecho a acceder como política pública (y a nuestro crecimiento de conciencia), y se excluye a la visión inmaterial, subjetiva y aproximarse desde estas abstracciones. Incluso estas dos visiones debieran incluirse en las escuelas y debiera haber ciertos ejercicios desde la primaria y hacer viaje astral desde los 14 años o desde que alguien quiera hacerlo (no lo leí, es mi experiencia directa), procurando encausar gente para ser MAS SABIA, en lugar de sólo gente más informada. ¿Imaginas la ventaja que la da a alguien ver las intenciones de la persona que tiene enfrente, sin mediar palabra? Creo que tarde o temprano, seremos potencia mundial desde este paradigma porque una persona despierta, con 3er ojo abierto es un superhombre (usa más su cerebro), no un esclavo común y debieran tomar nota todos los interesados en elevar este país al nivel que le corresponde, sean involucrados en educación, en leyes, en filosofía, en medicina, en general en humanidades, en formación política, en organización del partido, dejando de ver estos conceptos como folklor o mística para declararlos una episteme válida y una alternativa que complementa a la predominante. ¡Feliz 4a T del autoconocimiento! feri.jor@gmail.com

1) Illescas, F. Tu no eres tu, eres ‘el otro’. http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=180919_073033_430