Política

Señala Transparencia que Pemex carece de información por accidente en Clorados III

junio 13, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- La nueva administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) concluyó que no hay información sobre el accidente en la planta de Clorados III y señala a Petroleoquímica Mexicana de Vinilo (PMV) –empresa que constituyeron Pemex y Mexichem– como único organismo que realizó las evaluaciones y pagos por este grave accidente, el cual cobró 32 vidas y generó daños al medio ambiente; con esto se da carpetazo a una de los accidentes más fuertes dentro de la industria petroleoquímica, donde el único beneficiado fue la empresa de Antonio del Valle.

En respuesta a la solicitud número 1857200239019, donde se pide el dictamen de las causas que originaron la fuga y posterior explosión de la planta de Clorados III, ubicada en el complejo Petroquímico Pajaritos, la empresa nacional negó que tenga en las diferentes dependencias información sobre ese tema.

El accidente ocurrido el 21 de abril del 2016 es uno de los capítulos de Pemex más oscuros dentro la administración de Enrique Peña y el director de la empresa José Antonio González Anaya, ya que desde el principio se emitió muy poca información sobre las causas del mismo, a pesar de que se recogieron muchos testimonios de trabajadores, que señalaban que llevaban días con problemas de fugas.

En la solicitud de información realizada el 15 de mayo de 2019 en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), ya con la nueva administración de Pemex, nuevamente se responde que no hay información sobre este accidente y se remite a la empresa PMV, la cual fue liquidada.

El Comité de Transparencia de Petróleos en su Vigésima Sesión Ordinaria 2019, llevada a cabo el 23 de mayo del presente año, confirmó la inexistencia de información sobre lo que se solicitó.

En el oficio DCDD-OD-412-219 que sustenta la inexistencia de la información, la Dirección Corporativa de Planeación Coordinación y Desempeño recomienda orientar al peticionario a la empresa PMV, la cual se consolidó con recursos privados de Mexichem y Públicos, de Pemex, por lo que debería haber información sobre este accidente.

En una maniobra legal, en julio del 2018, antes del cambio de gobierno, Mexichem acordó comprar a Pemex el 44.09 por ciento de las acciones que ésta tenía en la firma Petroquímica Mexicana de Vinilo (PVM), por 178.7 millones de dólares y regresó las instalaciones de Pajaritos.

A pesar de que la sociedad fue disuelta, Pemex no generó ninguna información sobre el accidente y la nueva administración de Pemex, encabezada por Octavio Romero Oropeza, tampoco tiene interés de transparentarlo.

Por la fuga de un producto identificado como dicloro etano y la posterior explosión, perdieron la vida 32 personas y hubo más de un centenar de heridos, entre ellos muchos trabajadores de Pemex que estaban asignados a esa empresa.

Además, el dicloroetano es un producto altamente peligroso y se encuentra dentro de los productos que son factores de cáncer, por lo que el daño al medio ambiente y la salud de la población, no está definido.