Política

Tragos de café

junio 13, 2019

Un sistema enfermo (1)

El primer trago de café empezó tarde. Esta vez, acompañado de otra taza, discutíamos sobre los sistemas que nos rodean. En esta transformación social que se vive y se siente, los sistemas de gobierno están en plena muda. Veamos.

Todo sistema, desde una célula hasta la más compleja técnica, norma, plan, organización, se compone de unidades. El filósofo Niklas Luhmann logró iluminarnos a ambas tazas de café. Luhmann entendía que las partes que componen un sistema siempre ofrecen más posibilidades existenciales de las que puede materializar en cada momento.

El Sistema Estatal Anticorrupción se compone de pequeñas partes, y todas ellas presentan síntomas de deterioro, de enfermedad. La Secretaría Ejecutiva ha tenido cuatro titulares en menos de un año, lo cual es un signo de inestabilidad institucional. Sus titulares han sido señalados e investigados, es más, hasta su última designación fue objeto de serias críticas.

Esta semana, designaron la vacante del Comité de Participación Ciudadana, después de 29 brevísimas entrevistas a ilustres convocados, como el escritor/periodista Sergio González Levet que señaló al sistema como el secreto mejor guardado de Veracruz, ya que nadie sabe exactamente cómo opera o cómo funciona.

Después, este comité increpó a Adriana del Valle Garrido, quien terminó por ser designada de aquí al 2024. Del Valle coincidió en la falta de difusión del SEA está consciente de que ni los funcionarios, ni la sociedad tienen claridad sobre la Ley Anticorrupción; y si en algo coincidimos todas las tazas de café, es que el SEA debe ser la primera fuente de información, tanto para periodistas como para la población. Esperemos que la nueva integrante del CPC, del SEA, haga valer el voto de todo el comité ante el órgano máximo del sistema y que pueda sumar a los medios de comunicación a esta tarea.

El SEA se encuentra dividido. Por eso sus exhortos o sus señalamientos ante lo que pretende combatir, es decir, la corrupción, son insuficientes e incipientes. No hay forma de señalar los actos de nepotismo, la compra sospechosa de bienes y servicios, si el SEA se la pasa carraspeando entre sus integrantes.

Al SEA también le sufre el desabasto, por eso, todo convaleciente, le pudieron quitar la mitad de su presupuesto. Mientras no haya un profundo reordenamiento, el SEA seguirá enfermo y convaleciente, cosa que le conviene a muchas personas, pero no a las instituciones.

El otro sistema que está enfermándose es el electoral… Pero ahorita se debate en el Senado y en todo el país la pretensión de desintoxicarlo. Tema para otro café, con otra taza.

@DavoCarrion