Municipios

Jilotepec se volvió zona de desastre desde la construcción del libramiento de Xalapa

junio 11, 2019

Desde la construcción y puesta en marcha del libramiento de Xalapa, el municipio de Jilotepec ha sido declarado cinco veces zona de desastre, pues aunque la cantidad de lluvia sigue siendo la misma, ahora los materiales utilizados para relleno de dicha autopista van sepultando las comunidades con los aguaceros, denunció el alcalde, Sergio Fernández Lara.

Con el inicio de la temporada de lluvias y con un presupuesto bastante limitado, dijo que las acciones de contención y prevención que han efectuado son insuficientes, y por tanto alrededor de 10 mil personas corren riesgo de que el agua, el lodo y los escombros arrasen no sólo con sus cultivos, animales de granja, autos y viviendas, sino también con su propia vida.

Resaltó que no es casualidad que previo al inicio de la construcción del libramiento de Xalapa, el municipio de Jilotepec nunca había padecido inundaciones y no contaba con una sola declaratoria de zona de desastre, pero en los últimos años llevan cinco contínuas. Una cada año.

Señaló que esto se dio a partir de la construcción del libramiento de Xalapa, pues previo a eso, había inundaciones leves, pero ahora toneladas de agua, lodo y material de relleno de dicha obra han tapado por completo cultivos y han sepultado parcialmente viviendas.

Recordó que en el año 2013, la empresa constructora y el gobierno federal prometieron la realización de 360 obras de mitigación, para precisamente evitar los daños al municipio de Jilotepec, pero al paso de los años no se hicieron ni la tercera parte.

Desde entonces ha esto luchando porque tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como la empresa concesionaria realicen las obras necesarias para evitar las inundaciones en diversas comunidades del municipio de Jilotepec.

Sergio Fernandez Lara indicó que el ayuntamiento ha hecho obras en la medida de su presupuesto, por lo que también ha hecho peticiones a dependencias del gobierno estatal, sin que hasta el momento haya recibido una respuesta positiva a sus demandas.

Dijo que el próximo 24 de junio está por cumplirse un año en que las inundaciones derivadas de los escurrimientos de los cerros alcanzaron por primera vez a la cabecera de Jilotepec, así como a una comunidad alta como lo es Piedra de Agua, que en su mayoría se vieron afectadas por material de relleno utilizado en la obra del libramiento.