Municipios

En Agua Dulce halla policía fosa clandestina

mayo 30, 2019

Agua Dulce, Ver.- En el municipio de Agua Dulce, elementos de la Policía Ministerial junto con personal proveniente de Xalapa localizaron una fosa clandestina en la calle Canuto, de la colonia El Naranjal, por lo que solicitaron el resguardo de la Policía Estatal para realizar las diligencias.

Los hechos se registraron desde las diez de la mañana, cuando el personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) incursionó en esta calle que ya ha sido escenario de otras fosas clandestinas con anterioridad, ante el reporte de un presunto nuevo hallazgo en esta calle.

Según los reportes preliminares se tratarían de restos óseos los que fueron localizados en este entierro ilegal, sin embargo, las autoridades fueron extremadamente herméticas ante estas diligencias.

Desde el acceso de la calle Canuto se colocó la cinta de acordonamiento, sin embargo, la vía es larga y conduce a un paraje salpicado de ranchos, en donde ya se han encontrado otras fosas cerca del arroyo de esta ciudad, en años anteriores.

El personal se mantuvo en el interior desde antes del mediodía hasta la tarde. Al tratarse de restos óseos tampoco se ha podido determinar de cuántas personas se tratarían, además de que es necesario precisar qué tiempo tenían enterrados estos huesos.

FGE no ha aceptado recomendación de CEDH

La Fiscalía General del Estado (FGE) no ha aceptado la recomendación que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por el supuesto caso de tortura al interior del Penal de Pacho Viejo, en contra de Gilberto Aguirre Garza.

El organismo autónomo tiene un plazo de 15 días hábiles, a partir de que fue notificado –el 8 de mayo– para aceptar o no la recomendación número 25 que emitió la CEDH a cargo de Namiko Matzumoto Benítez.

Aguirre Garza fue detenido el 3 de abril del 2017 acusado de la desaparición forzada de 13 personas durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa. Su abogado Jorge Reyes Peralta denunció en medios de comunicación que durante la noche los custodios repetían una serie de canciones grabadas en una memoria USB, con los éxitos de Maluma y Bad Bunny.