Política

Tasarán casinos y renta de casas por apps de Internet; abaratan impuesto al cambio de propietario vehicular

mayo 24, 2019

El gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, envió al Congreso local una propuesta de diversas reformas al Código Financiero para por un lado disminuir el impuesto que se cobra al cambio de propietario en la venta de vehículos, pero por otra parte incrementar los gravámenes a los casinos, rifas y sorteos, así como incluir que paguen impuesto quienes rentan casas y departamentos a través de aplicaciones y vía Internet.

El mandatario estatal justificó en el caso de los impuestos que se cobran a los casinos, así como a los permisos por rifas y sorteos, porque ello evitará que se generen conflictos en torno a este tipo de giros negros como han sido considerados.

Señaló que las actividades y establecimientos de juegos con apuestas y sorteos, al evitar la informalidad y su trato como giro negro ha permitido que el número de personas que participan en estas actividades como forma de entretenimiento haya ido en aumento y, consecuentemente, los establecimientos que organizan las actividades en este giro, también se hayan incrementado.

El mandatario estatal estableció que la debida regulación fiscal de esta actividad coadyuva a evitar efectos sociales no deseables por el abuso de este tipo de entretenimientos, mediante la imposición de gravámenes a los participantes de tales actividades y la generación de recursos que permitan fortalecer los ingresos y su destino con vocación de bienestar social general.

Por tal motivo, la iniciativa que se presentó, dijo, ofrece un potencial favorable de recaudación al incluir el supuesto de que sean los propios participantes en juegos con apuestas quienes generen.

En el caso del impuesto que se cobra por el cambio de propietario en la venta de vehículos, el gobernador propuso una reducción de hasta 70 por ciento, hecho que permitirá a los involucrados poner al corriente este trámite que suele pasarse por alto.

En la propuesta del gobernador, se plantea que ahora paguen Impuesto sobre Hospedaje todos aquellos ciudadanos que ofrezcan alojo en sus viviendas o departamentos a través de Internet.

Es decir, el mandatario busca regular esta actividad que se realiza en la modalidad derivada del intercambio de bienes y servicios en compañías a través de Internet o aplicaciones como Airbnb, HomeAway o Knok.