Municipios

Clausuran el tiradero a cielo abierto de Cazones; habilitarán predio provisional

mayo 23, 2019

Cazones, Ver.- A partir del próximo 31 de mayo dejará de operar el actual tiradero de basura a cielo abierto, donde durante tres décadas se depositaron los residuos sólidos del municipio, afectando con ello el equilibrio ecológico del río Cazones. A la par de la habilitación de un relleno sanitario, se implementan ya estrategias para reducir, reutilizar y reciclar los desechos.

El actual tiradero se ubica a escasos metros del río Cazones, a espaldas del palacio municipal, y muy cerca de una unidad deportiva y la zona habitacional, lo que representaba en riesgo de salud para la población por la cantidad de fauna nociva.

En conferencia de prensa, el alcalde Zenón Pacheco Vergel anunció que con el objeto de fortalecer la imagen del municipio y consolidar su vocación turística, el 31 de mayo próximo dejará de operar el tiradero a cielo abierto, lo que representó uno de sus compromisos con la población al llegar al cargo.

Desde principios de este año se implementó la campaña "Yo quiero un Cazones limpio", a través de la cual se busca generar conciencia entre la población para disminuir la cantidad de basura que se produce en el municipio.

En ese tiempo se contrató a los pepenadores que regularmente acudían al tiradero para obtener materiales para reciclar. Ahora, mensualmente están recolectando entre 4 y 5 toneladas de materiales reciclables; además pretenden utilizar los desechos orgánicos, que representan cerca del 30 por ciento, para la elaboración de composta.

La meta de las autoridades es lograr la cero generación de basura; lo que incluye en programa de generación de energía o elaboración de bloques de construcción con los desechos que no puedan ni reutilizarse, ni reciclarse.

A partir del primero de junio, los desechos serán transportados a un predio ubicado a un kilómetro de la comunidad de Limón Chiquito, que durante dos meses será habilitado como basurero, en lo que se concluye la habilitación del nuevo sitio de confinamiento. Este predio, de nueve hectáreas, había sido adquirido por anteriores administraciones para la instalación de un relleno sanitario regional.

El terreno para el nuevo basurero tiene una extensión de 3 hectáreas y se ubica entre las comunidades Morisco y La Encantada. Se estima que el predio tenga una vida útil para al menos 30 años, recibiendo un promedio de 15 toneladas diarias de desechos.

Tuvo un costo de 600 mil pesos más gastos de operación; a esto se sumarán cerca de 400 mil pesos para la habilitación de los accesos, lo que incluye el corte de un cerro.

Cuestionado respecto a los manifiestos de impacto ambiental, Pacheco Vergel mencionó que en el caso del terreno de Limón Chiquito, existen estudios realizados en administraciones anteriores, a cargo del Tecnológico de Monterrey, y aunque no los mostró, se comprometió rescatarlos y presentarlos posteriormente.

Respecto a si se consultó o no a las comunidades para la instalación del basurero temporal, comentó que se dialogó con las autoridades ejidales.

En el caso del basurero definitivo en Morisco, aseguró que no se afectará a ninguna comunidad y que la población más cercana se encuentra a cuatro kilómetros, por lo que negó afectaciones.

De éste, comentó que los estudios se encuentran en proceso, pero que una vez consultados los especialistas, éstos dieron el visto bueno, por lo que esperan no tener problema alguno para obtenerlos. "Obviamente son un poco tardado conseguirlos y ahí es donde nosotros hacemos un llamado a las autoridades estatales para que den las facilidades para que esto se concrete".

Con relación al destino del predio del tiradero a clausurar, comentó que parte de los desechos serán trasladados al nuevo basurero; el resto quedará enterrado en ese lugar, donde se instalarán torres de ventilación para los gases que se generen por la descomposición.

Una vez que se haya recuperado el terreno, se planea la instalación de una unidad deportiva que cambie la imagen de Cazones, municipio que cuenta con los destinos de playa más cercanos al altiplano y gran potencial turístico.