Política

Luis Ángel Bravo deja penal de Pacho Viejo, continuará proceso en arresto domiciliario

mayo 23, 2019

El ex fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras consiguió salir de prisión, al obtener un amparo que la Fiscalía General del Estado (FGE) no pudo echar abajo, aunque continuará su proceso pero ahora en arresto domiciliario.

Bravo Contreras, uno de los funcionarios más cercanos al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa aún sigue vinculado a proceso por el delito de desaparición forzada de personas.

Sonriente, con el pelo engominado, y un traje hecho a la medida, el ex fiscal no pudo ocultar su felicidad y expresó un ¡Sí se pudo!

Este miércoles, además de Luis Ángel Bravo Contreras también consiguieron salir de prisión el ex director de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza y la ex directora de Investigaciones Ministeriales, María Rosario Zamora González.

Cada uno de ellos recibió la modificación de su medida cautelar y todos permanecerán en arresto domiciliario, dónde sólo podrán recibir a familiares y abogados.

Durante la audiencia de Luis Ángel Bravo Contreras la jueza Mónica Segovia dió cumplimiento a un amparo que consiguieron para salir de prisión. Dicho amparo fue combatido por la Fiscalía General del Estado, pero el titular Jorge Winckler fracasó a pesar que durante el último año insistió que ese caso era el más firme.

Arturo Nicolás Baltazar abogado de Luis Ángel Bravo Contreras señaló que notificará al juez federal que no se cumplió la resolución de manera total, pues reclamó para su representado la libertad total y no quedar en arresto domiciliario.

De esta forma todos los ex funcionarios duartistas encarcelados los último dos años han quedado en libertad al derrotar a la Fiscalía, y si bien los procesos penales aún continúan, el Ministerio Público ha sido incapaz de conseguir una sentencia condenatoria.

El proceso por el delito de desaparición forzada de personas continuará y Luis Ángel Bravo Contreras tendrá que acudir las.vexes que sea requerido por el juzgado.

También se van a su casa el ex director de periciales Gilberto "N" y Carlota Zamudio

El ex director de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre "N", acusado de desaparición forzada, salió del penal de Pacho Viejo está tarde, para seguir su proceso penal en prisión domiciliaria.

Lo mismo sucedió con Carlota "N", ex delegada de polícia ministerial de la zona centro, ambos causados de ocultar 13 cuerpos hallados en el predio La Aurora en el lugar conocido como la Barranca de Emiliano Zapata.

En entrevista, el abogado de la defensa, Jorge Reyes Peralta, dijo que el Juzgado Décimo Quinto de Distrito, avalado por el Segundo Tribunal Colegiado del Séptimo Circuito, fallaron en favor de un amparo al ex funcionario por considerar excesiva la medida cautelar de prisión decretada por la jueza.

"Se ordenó como medida cautelar para Gilberto Aguirre prisión domiciliaria, les quiero decir que nosotros tenemos el derecho de opinar que se siguen violando los derechos de Gilberto, el hecho de tenerlo preso en su causa y cuidado por la Policía Ministerial, esto no es justicia, es justicia a medias".

Adelantó que en cuanto se le de vista del cambio de medida cautelar, impugnarán la resolución, y el juez de distrito tendrán que avalar si se cumple o no la sentencia que se dictó, en segunda instancia dijo que recurrirán al Tribunal Colegiado. La medida cautelar señala que durante la prisión domiciliaria estarán custodiados por la policia ministerial a cargo de la Fiscalía General del Estado.

La historia de Gilberto "N", el ex director de periciales que ocultó cuerpos

Gilberto Aguirre está preso en el penal de Pacho Viejo por el delito de desaparición forzada desde abril del 2018, cuando fue acusado de manipular y ocultar 13 cuerpos hallados en 2016.

El ex director fue detenido junto a la ex Delegada Regional de la Policía Ministerial, Zona Centro Xalapa, Carlota "N", ambos acusados de participar en el ocultamiento y alteración de cuerpos, que fueran localizados en el lugar conocido como La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata.

La carpeta de la Fiscalía General del Estado (FGE) detalla que el 19 de enero del 2016, fueron hallados ahí 19 personas, sin embargo, los ex funcionarios ahora detenidos, pidieron al personal bajo su mando reportar solo el hallazgo de seis cuerpos

Consulte la información completa en edición digital: www.jornadaveracruz.com.mx

"De los 13 cuerpos que ocultaron, uno de ellos fue llevado hasta la localidad de Santa Ana, municipio de Alto Lucero, donde se simuló haberlo encontrado. Dicho cuerpo, al momento de haber sido simulado su hallazgo en la localidad de Santa Ana, ya había sido identificado positivamente como quien en vida llevara el nombre de David Lara Cruz".

David era elemento de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quien desapareció el día 12 de enero del 2016, después de haber sido privado de su libertad por miembros de su propia corporación, cuando salía de las instalaciones de Evaluación y Control de Confianza de esa Dependencia.

Las irregularidades en servicios periciales

Gilberto "N", maestro en ciencias penales llegó al cargo el 18 de marzo del 2014. Antes, en 2012 había sido Jefe del Departamento de Investigaciones Ministeriales, de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro UECS, y en 2013 fiscal del distrito de Xalapa.

Los colectivos de búsqueda han acusado que durante su encargo se simuló la creación de un banco de datos de ADN para la identificación de desaparecidos y se inhumó irregularmente cuerpos en fosas comunes violentado los protocolos de inhumación internacionales.

El 23 de febrero del 2017, los colectivos denunciaron que de las más de tres mil denuncias por desaparición, la FGE solo proceso 266 perfiles genéticos de familiares.

Durante años, la Dirección General de Periciales mintió y nunca integró un banco estatal ni hizo comparativa de perfiles genéticos con cuerpos encontrados.

Aun con esta denuncia, Gilberto Rivera fue nombrado en febrero de ese año, Fiscal regional de la zona Córdoba- Orizaba, aunque fue removido del cargo en marzo de, luego de la presión de los colectivos.

El caso de Gemma Mávil, secuestrada el 3 de mayo del 2011, y cuyo cuerpo lleva más de cinco años extraviado entre servicios periciales y fosas comunes, destapó una serie de irregularidades.

Sólo unos meses después de su desaparición, su cuerpo fue hallado junto a otros ejecutados, pero apenas en 2016 le notificaron a su padre, Pedro Mávil, que habían identificado a su hija a través de las huellas dactilares.

A pesar de que por el secuestro de su hija hubo dos detenidos, nunca le notificaron el hallazgo ni más avances de la investigación: "Yo sostenía reuniones en la Fiscalía y buscaba a mi hija, sin saber que su cuerpo estaba a unos metros".

Este hallazgo destapó la cloaca en la dirección de periciales, la tercera exhumación fallida de Gemma Mávil en septiembre del 2016 en el panteón Palo Verde permitió conocer el desorden: Los cuerpos fueron depositados en bolsas negras, y no en cajas como había señalado el fiscal y no tenían ningún tipo de identificación dentro de la fosa.

Además se descubrió que en fosas común y privadas del panteón Palo Verde , la fiscalía había depositado al menos 192 cuerpos en los últimos seis años, sin cumplir con los protocolos de inhumación y de identificación, pues se carece de un registro de localización.

Me ofrecieron mi libertad a cambio de inculpar al Fiscal

Después de torturarlo varios días con largas horas de música de reggaetón, el ex Director de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza fue sacado de su celda una madrugada para llevarlo a la dirección del cereso en Pacho Viejo donde el entonces Fiscal de desaparecidos, Luis Eduardo Coronel Gamboa le ofreció un trato: o firmaba una declaración en contra del ex fiscal Luis Ángel Bravo, o seguiría siendo torturado con música y su familia padecería consecuencias.

El testimonio de Aguirre señala que con el desgaste físico y psicológico ocasionado por la privación del sueño aceptó firmar una declaración de fecha 10 de mayo del año 2018, para simular que ésta había sido realizada de forma legal, se asentó que durante la misma fue acompañado por su abogado defensor.

Lo declarado por Aguirre Garza fue concentrada en la recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos 25/2019, quien respaldó los dichos del ex funcionario con testigos protegidos.

En la recomendación de 28 hojas, la CEDH a cargo de Namiko Matzumoto refiere que un peritaje revela que Aguirre Garza presenta signos físicos y psicológicos que se han documentado con bastante regularidad en personas sobrevivientes de actos de tortura, mismos que permiten establecer que fue víctima de actos que le ocasionaron severos daños y sufrimientos mentales.

La recomendación evidencia que el Fiscal especializado en materia de desaparición forzada, Luis Eduardo Coronel Gamboa le pidió que rindiera una declaración inculpando al ex Fiscal General del Estado a cambio obtendría su libertad después de las elecciones federales del día primero de julio del año 2018.

"Después de las elecciones exigió el cumplimiento del acuerdo relativo a su liberación, a lo que el ex Fiscal Especializado le indicó que para que ésta fuese posible era necesario argumentar alguna complicación de salud que justificara el cambio de medida cautelar de prisión preventiva oficiosa a arresto domiciliario y ratificar su declaración ante la Jueza de Control como prueba anticipada", detalla la recomendación.

La recomendación señala que la Fiscalía General del Estado pretendía a través de la tortura obtener una declaración a través de la cual se incriminara al ex Fiscal General del Estado de Veracruz y legalizar la declaración obtenida bajo coacción.