Política

CEDH: hay elementos para acreditar responsabilidad al Fiscal por tortura

mayo 12, 2019

Ciudad de México.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz (CEDHV) determinó que hay elementos suficientes para que al fiscal del estado Jorge Winckler Ortiz, se le acredite responsabilidad en casos de tortura.

En un comunicado, la Comisión informó que "entre los elementos de prueba que presenta dicha Comisión se encuentran informes realizados por la propia Fiscalía, entrevista con testigos y entrevistas a la víctima, además, especialistas externos realizaron al solicitante valoraciones físicas y psicológicas de acuerdo a estándares internacionales determinados por la ONU (Protocolo de Estambul)".

Además, señala que "en la investigación acredita que durante las madrugadas de abril y mayo del 2018, Eduardo Coronel Gamboa, en aquel momento fiscal Especializado para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas y que actualmente se desempeña como fiscal Regional en Xalapa, ingresó al penal de Pacho Viejo en la ciudad de Xalapa sin dejar constancia en los filtros de seguridad con la finalidad de fabricar pruebas mediante actos intencionados de sufrimiento, es decir, tortura".

Ante estas evidencias, la comisión extendió una recomendación a las autoridades correspondientes para "investigar a los servidores públicos señalados para determinar sus responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes de acuerdo con su participación debido a que la tortura es considerada como un delito grave por el derecho internacional".

El 7 de febrero, la sesión extraordinaria del Congreso de Veracruz para decidir si se aprobaba el juicio político contra Jorge Winckler, fiscal General del Estado, fue suspendida y pospuesta, informó Jorge Reyes Peralta, abogado del ex titular de Servicios Periciales, Gilberto ‘N’, quien presentó una demanda para dicho juicio.

Después de darse a conocer la suspensión de la sesión, Jorge Winckler expresó su confianza en el Congreso. "Yo creo que los diputados están razonando. Tengo total confianza en el Congreso. El procedimiento ha sido totalmente ilegal desde que se inició", dijo al salir del recinto legislativo.

"Vengo tranquilo porque sé que no he hecho nada ilegal. Se suspendió (la discusión sobre el juicio político) y dieron un plazo para regresar mañana. (…) Sólo pido que actúen con congruencia y se apeguen a la legalidad. Seguiré como fiscal", aseguró a medios de comunicación.

El fiscal general del Estado ha tramitado siete amparos para evitar ser destituido del cargo, informó Jorge Reyes Peralta, abogado de Gilberto "N", ex funcionario de la SPP y presunto prestanombres de Arturo Bermúdez Zurita.

Él señala violaciones a los derechos fundamentales y tortura al interior del penal de Pacho Viejo, ubicado en el municipio de Coatepec.

Por este número de amparos, dijo que se trata de una exageración por tratar de evitar un proceso en su contra.

Pide la ONEA destitución de Winckler y de Eduardo Coronel

Al saberse la noticia, la Organización Nacional Anticorrupción emitió un posicionamiento, "es aterrador pensar que la institución encargada de investigar y perseguir delitos, termine por manipular los hechos a conveniencia y realizar atrocidades en contra de inocentes. Lamentablemente, esto sucede con la Fiscalía del Estado de Veracruz, cuya labor llega a parecer destinada a la operación política de cierto grupo que detentó el poder, en lugar de cumplir con la cabal función que constitucionalmente ostenta", menciona.

La gestión de Jorge Winckler al frente de la fiscalía no ha hecho más que agravar la situación de inseguridad que se vive en el estado, ya no solo por obstruir la procuración de justicia, sino por convertirse en cómplice de delincuentes que ahora gozan de libertad, así como por haber promovido la violación de derechos humanos fundamentales para las víctimas.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos lo refirió así en la recomendación emitida el pasado 6 de mayo, donde señala los posibles atentados contra la integridad de Gilberto Aguirre Garza, exdirector de servicios periciales, mediante actos de tortura por parte del personal de la Fiscalía General del Estado de Veracruz. Con estas acciones, dirigidas por el actual fiscal Regional Luis Eduardo Coronel Gamboa, en complicidad con Winckler, se forzó al imputado a declarar su responsabilidad por delitos de desaparición forzada.

La ONEA condena enérgicamente el camino que ha emprendido el fiscal veracruzano en contra del Estado, manipulando a su paso la ley a conveniencia, sembrando delitos a inocentes, y condicionando la impartición de justicia de acuerdo a sus inclinaciones políticas. Dado que hacerlo atenta de lleno contra el Estado de Derecho, por el bien de Veracruz exigimos la pronta destitución y enjuiciamiento de Jorge Winckler y Luis Eduardo Coronel Gamboa por los hechos arriba mencionados.