Municipios

Juntos, por una ciudad que transita hacia la gestión más eficiente de sus residuos: alcalde

mayo 09, 2019

El proyecto ambiental del gobierno de Xalapa trasciende fronteras, porque está pensado desde una visión metropolitana para transitar hacia ciudades modernas y avanza poco a poco el nuevo modelo: "Hoy, nuestra ciudad es primer lugar nacional en la transformación de residuos orgánicos en composta, suelo fértil, y con una inversión de más de 7 millones de dólares en breve se licitará internacionalmente un biodigestor, pero necesitamos del apoyo de todos", afirmó el presidente municipal Hipólito Rodríguez Herrero.

Durante un desayuno con integrantes la asociación civil Semillero Empresarial para el Desarrollo de México, habló sobre el proceso que llevó a la extinción del contrato con la empresa Veolia México y a la recuperación administrativa del relleno sanitario de Tronconal, luego de que cerró sus puertas.

"Hace dos días, un juez desestimó la queja de Veolia y determinó que el ayuntamiento de Xalapa tiene razón: no puede privarse a la sociedad de una instalación fundamental para la salud ni podemos permitir que empresas como ésta lastimen la calidad de vida de nuestra población".

De acuerdo con Hipólito Rodríguez, el ayuntamiento adquirió 20 hectáreas a un lado del relleno sanitario para construir uno nuevo que cumplirá con todas las especificaciones de ley, e instalar el biodigestor que producirá energía eléctrica, y construir una planta de tratamiento de residuos inorgánicos.

Recordó que los residuos generan negocios excelentes, y por ello llamó a los empresarios y a la ciudadanía a sumarse a la separación de los residuos, ya que 80 por ciento se puede reutilizar y reintegrarse a los procesos productivo y económico: "Esta es la lección que está dando Xalapa al avanzar hacia una zona metropolitana moderna, sustentable".

Debido al cambio climático acelerado que vivimos –agregó–, se requiere de una gestión más adecuada e inteligente de los recursos naturales como el agua, y lo primero es acabar con la corrupción en los organismos reguladores, como en la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento (CMAS).

"Hasta el momento se detectó posibles desvíos por 200 millones de pesos y se hace lo necesario para que opere con la eficiencia y eficacia necesarias para abatir las carencias que, debemos decirlo, son producto de la corrupción. Después de 18 años, la CMAS tiene ya un superávit y dejó atrás los números rojos".

Dijo que transitar hacia un nuevo modelo de gestión integral de los recursos hídricos implica iniciativas como sistemas de captación de agua de lluvia, "con instalaciones grandes que capturen el líquido. Comenzaremos con las escuelas, para luego aterrizar estas iniciativas en las casas y enfrentar los tandeos".