Sociedad y Justicia

Continúa discriminación por orientación sexual en el Sector Salud de la zona centro

mayo 09, 2019

Orizaba, Ver.- La Secretaría de Salud (SS) al menos en esta zona somete a la discriminación a personas homosexuales. A ellas se les niega la oportunidad de donar sangre para familiares o amigos por el sólo hecho de serlo. En esta región, concretamente en el centro de salud, dos de ellos han sido rechazados aun cuando ni siquiera se les realizó los exámenes correspondientes para determinar las condiciones de salud de los potenciales donadores.

El tema, abordado por Angélica Sandoval, integrante del Colectivo Igualdad que agrupa a personas de la comunidad lésbico-gay de la zona de Orizaba, revela las acciones discriminatorias a los que, personal de la SS somete a aquellos que por necesidad intentan donar sangre. En la zona hay dos casos bastante concretos, según da a conocer, "tenemos el caso de compañeras que por el hecho de haber admitido que son lesbianas de inmediato se les negó la oportunidad de donar sangre, aun cuando no se les practicaron los exámenes clínicos correspondientes.

"Si bien la discriminación laboral se ha distendido en los centros de trabajo, no sucede los mismo con la Secretaría de Salud, donde ha habido dos rechazos a personas con intención de donar sangre, pero quienes al momento de responder que son homosexuales, en el cuestionario que implementa la misma dependencia a los candidatos a donadores, de inmediato son descartados e incluso señalados mediante documentos que les hacen firmar".

Los hechos, confirma, se registraron en el centro de salud de esta ciudad, según señala que caso más reciente "fue el de una chica que acudió al centro de salud a hacer su donación para un maestro y al mencionar que era lesbiana, le retiraron el cuestionario y le hicieron firmar unas hojas en que la tachan como sexoservidora y le hicieron un tipo de boletín y le negaron la donación".

Estos hechos, dijo, con una clara muestra de actos discriminatorios que se aplican en este tipo de dependencias; por otro lado, dijo que en lo que va del año se han interpuesto dos juicios de amparos para lograr el matrimonio igualitario ante el Registro Civil de dos parejas de chicas, "quienes esperan un trámite ágil, luego que es conocida burocracia de la dependencia para resolver".

Al momento, explica, "estamos a la espera de llegar a cinco juicios de amparos, en automático se aprobaría la jurisprudencia, y ya no necesitarían iniciar más juicios de amparo, sin embargo, aún no se ha llegado a los cinco que la ley requiere".

Pero aun con la apertura que se ha dado a los juicios de amparo, "hay una gran lentitud y mucha burocracia en la agilización de los trámites, por si todo esto fuera poco, se tiene un alto costo de trámites en Orizaba, las parejas prefieren ir a la Ciudad de México a legalizar su unión, hay al menos cinco casos conocidos aquí en la región".

Los matrimonios entre personas del mismo sexo, según se da a conocer, únicamente tiene validez legal en la Ciudad de México, más no en el resto de la República y con ello los contrayentes no tienen las mismos beneficios, obligaciones y responsabilidades que un matrimonio igualitario ante el Registro Civil.

La comunidad lésbico-gay este fin semana convocó a una marcha pacífica por la igualdad y la no discriminación. La caminata sale del Poliforum Mier y Pesado y terminará en Plaza Bicentenario en el centro de la ciudad.

Suben crímenes de odio

El odio contra la comunidad lésbico-gay ha crecido tanto que esta región registra al menos ocho crímenes de odio en lo que va del año. El problema se agrava aun más debido a la postura que asumen representantes de las diversas religiones, quienes los etiquetan como una amenaza para la supervivencia de la raza humana, según señala Carolina Dector, representante de colectivo Igualdad.

Los escenarios por los que transitan la comunidad lésbica gay cada vez son más alarmantes y preocupantes, tan es así que los asesinatos por odio van al alza de forma ilimitada, pues al término del primer cuatrimestre del año, la zona de Orizaba, registra ya ocho crímenes de odio, es decir, dos cada 30 días, "pero si hablamos de los feminicidios la cifra es mucho mayor pues alcanzan los 32 casos ya contabilizados y confirmados".

La marcha del sábado, explica, "tiene un claro objetivo que es la de visibilizar lo que pasa con la comunidad lésbico gay, es un movimiento por la Igualdad y no discriminación, tiene como motivo principal la visibilidad de la comunidad lésbico gay, bisexual y transexual dentro de la misma sociedad a la que todos pertenecemos, la igualdad de derechos y oportunidades para la comunidad gay.

"Este año queremos hacer hincapié por medio de una manifestación pacífica la inconformidad y preocupación que tenemos por el alza de crímenes por homofobia, transfobia y feminicidios que no sólo manchan nuestro país, sino nuestro Estado, al ser de los primeros lugares en este tipo de delitos, de los cuales nuestra ciudad no ha sido exenta", según da a conocer.