Municipios

Advierte ICAV daño ambiental por falta de recursos y políticas a favor de la naturaleza

abril 23, 2019

Orizaba, Ver. - Por si otra crisis le faltaba a Veracruz, ahora el deterioro ambiental empieza a cobrar facturas, de hecho, ambientalistas en la zona centro del estado advierten de "un estallido ambiental" por las siguientes causas: un inmoderado crecimiento de basura urbana; la desaparición de más de 800 especies de flora y fauna; ausencia de planes de manejo en las áreas naturales protegidas y el tratamiento de apenas un 30 por ciento de las aguas residuales en la entidad.

Graciano Illescas Téllez, fundador de la organización estatal Iniciativa Ciudadana Ambiental Veracruz (ICAV), explica las condiciones en las que se encuentra el manejo ambiental en el estado y de plano señala que Veracruz enfrenta un grave problema en materia, "pues el manejo de residuos sólidos urbanos llega a 6 mil 247 toneladas diarias de las que sólo el 41 por ciento se recoge y deposita en alguno de los 27 rellenos sanitarios abiertos; por lo que hay una amenaza de desaparición de 822 especies de flora y fauna".

A este escenario, dice, "se le debe agregar la falta de planes de manejo para todas las áreas naturales protegidas estatales y la falta de recursos para particulares que tienen 634 áreas protegidas, el tratamiento de sólo el 30 por ciento de las aguas residuales de todo en estado, porque además hay plantas de tratamiento que ya no funcionan o lo hacen mal".

La autodenominada austeridad republicana es otro de los factores que ya agravó el problema ambiental en el país; "el presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) se redujo pues llegó a tener 132 millones en años pasados y para este 2019 sólo tiene 45.9 millones", presupuesto que es aún más inferior que utilizan partido políticos, por ejemplo como el Verde Ecologista (PVEM), "que en 2018 contó con un presupuesto de 45 millones de pesos, aun cuando en el último proceso electoral no alcanzó ni el 3 por ciento de la votación"

Otro de los problemas que amenazan al estado, según da a conocer, son los proyectos de minas e hidroeléctricas, "que es necesario mantener frenados, de lo contrario las transnacionales interesadas acabarán con parte de la riqueza natural de Veracruz. Actualmente y con lo anterior, "solo el 5.6 por ciento del territorio veracruzano se protege, pese a que contamos con 20 tipos de vegetación desde manglares y zonas costeras hasta sistema de alta montaña como tundra y nieve perpetua en los parques Pico de Orizaba y Cofre de Perote, que, en términos reales, es una cifra muy baja, "este porcentaje protegido lo representan siete áreas naturales protegidas federales, que no logran estar del todo protegidas, hay 26 áreas naturales protegidas estatales con un mal manejo decretado, porque sólo seis tienen Plan de Manejo publicado en Gaceta Oficial, el resto al no estar publicados, están vulnerables, como si no existieran".

Los residuos sólidos representan otro grave problema ambiental, "sobre todo si tomamos en cuenta que Veracruz genera cada día 6 mil 157 toneladas de residuos sólidos urbanos, esto es 2 millones 247 mil toneladas al año; la entidad ocupa el cuarto lugar nacional como generador de residuos y del total, sólo 41 por ciento se recoge y deposita en alguno de los 27 rellenos sanitarios que actualmente están funcionando. El restante 51 por ciento se lleva a mil 600 tiraderos a cielo abierto que existen en todo Veracruz, y podrían ser más, sólo el tres por ciento se recicla.

La biodiversidad es otra de las amenazadas, "Veracruz está entre los tres primeros a nivel nacional por su rica biodiversidad, y en específico la zona Altas Montañas es la más rica de la entidad. Las investigaciones más recientes indican que hay en fauna de 6 mil 272 especies de artrópodos, 213 de peces, 109 de anfibios, 214 de reptiles, 635 de aves, 190 de mamíferos. En fauna, hay 8 mil 501 especies, además de 801 especies de hongos de los que apenas se iniciaron más investigaciones, así como mil 500 especies de algas; "de todos los anteriores, hay 822 especies de flora y 421 de fauna que están amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial. Esto sólo en Veracruz.

Para aminorar los efectos de la contaminación, por ejemplo, en los ríos del estado, Veracruz es insuficiente en materia, pues se trata entre el 5 y 30 por ciento de las aguas contaminadas en la entidad, hay muchas plantas de tratamiento que no funcionan, y otras que operan mal, hay un déficit alto. "Esto es contradictorio porque Veracruz tiene el 33 por ciento del escurrimiento total nacional, principalmente de las montañas".

A razón de todo ello, el reto del estado es enorme pero sobre todo las organizaciones no gubernamentales deben empujar soluciones, "tenemos varios retos, entre ellos, empujar se implante el Consejo Ciudadano de Protección Ambiental contemplado en la ley, pero que no se ha puesto en práctica; reactivar el Comité Estatal de Humedales, lograr la Cumbre Ambiental Veracruz con apoyo de gobierno e instituciones, y lograr más presupuesto y actividad del Consejo de Áreas Naturales Protegidas.