Economía

Empresarios temen que por violencia no haya reactivación petrolera en Mina

abril 23, 2019

Minatitlán, Ver.- Los empresarios del municipio de Minatitlán denunciaron que varias inversiones se han caído debido a los problemas de inseguridad que enfrenta el municipio y temen que no se concreten las reparaciones en la refinería por la misma situación.

De manera previa a la marcha por la paz que convocaron los sectores productivos de Minatitlán para exigir el esclarecimiento de los asesinatos de 13 personas en un salón de fiestas, los empresarios señalaron que la situación en materia de seguridad y procuración de justicia es insostenible y los grupos de la delincuencia operan en libertad.

Alberto Sánchez López, presidente del Consejo Regional de Seguridad y Participación Ciudadana, señaló que el crecimiento de la delincuencia ha provocado que muchas familias salgan de la ciudad y cierren sus negocios.

Agregó que las cámaras empresariales han notado que hay empresas que quieren establecerse en el municipio, aprovechando su ubicación geográfica, pero todas se han frenado ya que tienen miedo de ser extorsionados o secuestrados.

"Se están perdiendo inversiones grandes, empresas fuertes quieren invertir pero sus representantes no quieren venir a Mina; no quieren dormir a aquí y si lo hacen, no se reúnen con nadie, todo lo hacen en secreto".

Lamentó que los empresarios y profesionistas de la región tienen que sufrir las extorsiones y el cobro de piso, pero estos casos no se denuncian ya que no creen en el trabajo de las instituciones, particularmente de la Fiscalía de Justicia de Veracruz.

Érick Jacobo Santiago Ixba, secretario del Consejo Directivo de Canaco, refirió que han solicitado en varias ocasiones una reunión con el fiscal Jorge Winckler pero no les ha dado fecha y más se ha retrasado la reunión por problemas que tiene que el Gobierno estatal.

"Solo viene cuando hay acontecimientos especiales pero no hemos tenido reuniones con él".

Expuso que en la región existen al menos 2 mil expedientes rezagados, los cuales no han tenido avances por parte de los fiscales, por eso es que hay mucha desconfianza por parte de los ciudadanos.

Por su parte, Jorge Alberto Hernández Morales, presidente de la organización, manifestó que ellos tienen localizados 40 negocios que han cerrado por el miedo de ser agredidos por la falta en el pago del piso o por los robos.

Expuso que los otros negocios han hecho modificaciones ya que la población solo sale a la calle lo necesario y solo realizan actividades por la mañana.

"Los ciudadanos a determinada hora no salen, hacen compras en la mañana, no se puede vivir en una ciudad con las condiciones en la que estamos".

El líder camaral indicó que temen que algunas inversiones que se plantean para el área de refinería no se concreten, ya que temen por la integridad de su personal.

Apenas hace unos días, en la reunión de los representantes de la Secretaría de Desarrollo Económico con los empresarios de la región, se les informó que el 30 por ciento de los restaurantes de ese municipio tuvieron que cerrar y los que siguen operando redujeron sus gastos.

José Luis Almanza Katz, presidente de la Asociación de Empresarios Restauranteros, dijo que además de la recesión que vive el municipio, la inseguridad es otro factor que los está impactando, pero eso en todos los negocios se trabaja con el mínimo de personal y redujeron el tiempo de atención.

Refirió que los ciudadanos ya no salen a cenar o tomar el café después de las cinco de la tarde, por temor de ser secuestrados o presenciar algún hecho de sangre.

Dijo que al igual que otras ciudades del sureste Veracruzano, se han quedado sin vida nocturna y el panorama para los restauranteros es muy adverso.