Política

¿Qué se dirime, y entre quiénes?

abril 23, 2019

Las palabras del Presidente durante su visita al estado parecen confirmar la reflexión que se hizo ayer en este mismo espacio. En Veracruz, por si algo faltara, se dirime el pleito por la nación. La resistencia de un régimen probada y masivamente homicida se concreta aquí en el estado en la expresión más cruda de su desprecio por la vida. Que si es el resultado de un pleito entre organizaciones criminales es muy posible, pero no ése el aspecto determinante. Lo sustantivo es que se dirime aquí. Atravesados por ductos petroleros, carreteras, vías férreas, una larguísima salida al mar y con una muy actuante nomenclatura del régimen de complicidades anterior.

Una versión distinta al sabotaje del huachicoleo, pero igualmente dirigida a afectar en diversas dimensiones. Una de ellas, la relación de confianza entre gobernados y gobernantes. Este tipo de eventos de alto impacto tienen el objetivo de mantener la idea y sensación de ingobernabilidad, con las consecuencias que la desconfianza tendrá en la economía, en las relaciones sociales y en las posibilidades de saneamiento social. Mientras eso sucede, la sociedad carga con el peso muerto de un fiscal interesado en obstruir.

Desde esta óptica, la lectura es clara: no es una oposición leal porque el interés del pacto de complicidad no es el país, sino la mejor forma de expoliarlo. El cambio de gobierno y de régimen ha significado para algunos perder grandes flujos de dinero, negocios y adquirir muchos motivos de preocupación, porque lo que está en camino es el descongelamiento de las investigaciones del caso Lava Jato en México.