Política

Fiscalía violó la ley al intervenir en fosas sin representación de víctimas

abril 20, 2019

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Winckler Ortiz incumplió la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas al intervenir en un sitio de Veracruz, donde hallaron 36 puntos positivos de fosas clandestinas, sin que estuvieran familias, además de que la autoridad dejó el espacio sin resguardo y al que cualquier persona puede acceder, señalaron madres de personas desaparecidas.

Recordaron que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, ordena la presencia de familias en los hallazgos o búsquedas, y que el sitio sea resguardado, y Winckler Ortiz ni invitó a las víctimas indirectas y ni puso vigilancia.

"Sin las familias no. Están actuando sin las familias y dejaron sin resguardo. Quienes estuvieron en eso, tenían que tener conocimiento de que ahí tenía que quedar resguardado, no podemos estar cada rato recalcándoles lo que ellos ya saben cuál es su deber, sus obligaciones, tanto la Fiscalía como la Comisión de Búsqueda", expresaron las madres.

Refirieron que sostuvieron reuniones con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez en meses anteriores, pero con el fiscal, no se ha dado el acercamiento. "Más que compromiso está en la ley, que dice: Sin las familias no. Así está. Nosotros tenemos derecho a estar en todas las investigaciones, en todas las búsquedas. Además el contexto para nosotros es importante la zona donde fue", expusieron.

Las mujeres expusieron que desean participar en la búsqueda de restos humanos en el terreno que recientemente anunció Winckler Ortiz que hay fosas clandestinas.

El fiscal dijo en su conferencia de prensa celebrada el pasado miércoles que no darían a conocer el punto donde se localizó la nueva fosa clandestina, por seguridad de los policías ministeriales concentrados en el lugar, sin embargo, trascendió en medios de comunicación que se ubica entre las comunidades Paraiso y Porvenir del municipio de Úrsulo Galván.

Con respecto a que el terreno se ubica a cinco kilómetros de tres playas: Chachalacas, Juan Ángel y Paso Doña Juana, y cerca de un hotel propiedad del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zúrita, se le cuestionó a las madres su opinión, al respecto respondieron: "nos causa expectación todos los datos, pero hasta no tener información y no constatemos los puntos que son, no podremos afirmar que es ahí y podríamos decir puntos y cosas que pueden no ser ciertas, hasta que tengamos certeza".

Las madres lamentaron la falta de resultados en las búsquedas, porque aun cuando se han encontrado fosas clandestinas y los familiares acuden a las tomas de muestra de ADN para que se hagan las comparativas, la FGE sigue sin dar resultados sobre a quienes pertenecen los restos de terrenos como Colinas de Santa Fe, La Gallera, y El Arbolillo entre otros.

Las madres hicieron la petición a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se les integre en los trabajos de búsqueda, "Sin las familias no es posible la búsqueda, sin las familias no, no lo pueden hacer, no nos pueden dejar de brazos cruzados. Al parecer el martes tenemos una reunión para organizarnos cómo serán los trabajos".

Las madres de diversos colectivos realizaron un viacrucis en algunas de las calles de la colonia 21 de marzo, para posteriormente participar en la misa de la parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón;, localizada en el bulevar Xalapa-Banderilla.

Expusieron que desde hace tiempo participan en misas de la iglesia católica para elevar oraciones en favor de los desaparecidos y sus familias, por lo que decidieron realizar un viacrucis con una cruz que llevara las fotografías de sus seres queridos que dejaron de ver.

"Para nosotros la oración es un aliento, y vemos la esperanza de ver que toda la sociedad se suma con nosotros"; expuso María Antonieta Muñoz, madre de Guillermo Muñoz Roa, que desapareció el 16 de noviembre del 2011.

Guillermo Muñoz se encontraba en casa de Arturo Ramírez Villalba, quien tiene antecedentes penales, y el 16 de noviembre ingresó por la fuerza los integrantes de un comando armado y se los llevaron a los dos.

Ramírez Villalba es sobrino del entonces Procurador General de Justicia, Felipe Amadeo Flores Espinosa, que sirvió en el sexenio del ex gobernador, Javier Duarte de Ochoa hoy preso en una cárcel del Estado de México, por el saqueo de más de 60 mil millones de pesos al gobierno de Veracruz; asociación delictuosa y lavado de dinero del narcotráfico.

Cabe recordar que Arturo Ramírez Villalba, fue encontrado con vida, pero de Guillermo Muñoz Roa no se ha vuelto a saber de él.