Economía

Incendio en Alto Lucero evitaría desarrollo de Caballo Blanco y El Cobre: Pronatura

abril 17, 2019

Elisa Pérez Barbosa, directora de Pronatura-Veracruz dijo que esperará los resultado de las investigaciones sobre si el incendio en donde se ha afectado a 800 hectáreas en Alto Lucero, fue provocado o fue accidental ya que se encuentra en el espacio de los proyectos mineros Caballo Blanco y El Cobre, pero ante los daños ocasionados, de acuerdo a la Ley General de Equilibrio Ecológico, las mineras no podrán utilizar esos cerros porque no se puede hacer un cambio de uso de suelo y por ley las autoridades pueden emitir una declaratoria de sitio para restauración ecológica.

La zona del incendio queda exactamente en el sitio en donde se ubican los proyectos mineros, pero los expertos en incendios, con el recorrido en campo, de satélite, las fotografías aéreas pueden definir si fue un accidente, fue natural o fue provocado, esperaremos a que den los dictámenes, sostuvo Pérez Barbosa.

La directora de Pronatura comentó que ante un incendio los ecosistemas tienden a regenerarse de manera natural, si se les deja y no se interviene, el ecosistema va a tomar su tiempo pero va a regresar, además por ley cualquier lugar que haya sido afectado por un incendio, tiene prohibido hacer un cambio de uso de suelo forestal, tiene que esperar hasta 20 años.

El artículo 78 de la Ley General de Equilibrio Ecológico, que impide que se cambie el uso de suelo y por otra parte la legislación considera que cuando la zona está afectada, cuando se presentan importantes signos de degradación, cuando es un ecosistema único, las autoridades pueden emitir una declaratoria de sitio para restauración ecológica y eso solicitaremos a las autoridades, dijo Pérez Barbosa.

La zona que se está quemando, al parecer –comentó–, es la zona de encinales tropicales, ese ecosistema es único en el Golfo de México, hay cícadas que están en peligro de extinción y es una zona de corredor migratoria de aves y con el incendio se pierde habitad para las aves y muchas especies que encontraban allí refugio y de parada de aves migratorias, como águilas, halcones, entre otras.