Política

Indígenas continúan segregados a pesar de hechos históricos: prelado

abril 08, 2019

Orizaba, Ver.- Los 500 años de la conquista española y su posterior historia han sido insuficientes para sacar, a los pueblos indígenas, de las condiciones de miseria, segregación y abandono en el que permanecen, de hecho, el obispo de la diócesis de esta ciudad Eduardo Cervantes Merino considera que la existencia de intereses políticos y de grupo, han evitado sacar de la pobreza a los pueblos indígenas del país.

El prelado hace el análisis de las condiciones de vida de las comunidades indígenas, no únicamente de Veracruz, sino de todo México y reconoce que, lamentablemente, no hay hechos que los hayan sacado de la miseria ancestral, "sabemos que las condiciones de rezago, son de mucho tiempo, en la estructura socioeconómica y política que se ha vivido en la historia de nuestro país".

Esos rezagos, prosigue, "han tenido diferentes variaciones por diversas razones, pero no podemos juzgar con criterios actuales, los acontecimientos del pasado. Eso es un absurdo en la interpretación de la historia que se va analizando de acuerdo a las situaciones concretas del momento. Tenemos que ir aprendiendo de los acontecimientos del pasado para que nosotros podamos reestructurar a partir de las experiencias y así poder hacer un mejor hoy".

El asunto indígena, como otros muchos como lo son los de justicia, educación, entre otros, seguimos retrasados y tristemente los más afectados, más estacionados y con menos elementos de desarrollo, son nuestras zonas indígenas. Ese rezago no es resultado de la estructura política-Estado, sino que hay otros factores, a todos nos ha faltado ese camino para el desarrollo integral.

El rezago de los pueblos indígenas, se centra especialmente, opina, en: salud, trabajo, educación alimentación y a 500 años- de la llegada de los españoles, me parece que se mantienen en las mismas condiciones de hace muchos años. El rezago que se tiene, considera, "es difícil de resolver, pero no es imposible. Necesitamos encontrar el camino en el que toda la sociedad nos involucremos para encontrar la solución a las necesidades de todos los pueblos".

Los intereses de algunos grupos que prevalecen desde siempre, han impedido el desarrollo de todos, se han sacado ventajas de grupos, de individuos, sacrificando todo, a veces arrebatando tierras, no dando el apoyo económico, otras ocasiones explotando demasiado los recursos naturales, ese es el egoísmo humano que le ha pegado al desarrollo.

La Iglesia y la comunidad católica, propone, "está decidida a ser parte del desarrollo de los pueblos indígenas, si tomamos la doctrina social de la Iglesia para el rescate de los valores podríamos colaborar a construir un mundo más junto, más fraterno y de un desarrollo integral de todos los pueblos. No hay una fórmula, sino se trata de la integración de todos. "El trabajo es difícil, pero no imposible".

"Hay que incluirlos a un proceso claro, que tenga objetivos que vaya más allá de los intereses de un pequeño grupo. No siempre son malos los intereses, pero por lo regular van buscando la competencia y no el bienestar del conjunto. Que no sea nada más para beneficio propio, sino de una comunidad integral".

–¿Al gobierno, actual y pasado, le conviene mantener la pobreza para obtener el clientelismo político?

–Lo que se juzga en la historia, lo que vemos en los resultados, responde.