Política

Planta de Nestlé será un "desastre" para cafeticultura de Veracruz: Alberto Olvera

abril 08, 2019

La instalación de la planta industrial Nestlé es un "proyecto suicida" para los productores de café en la entidad veracruzana, porque a corto plazo los gobierno federal y estatal coordinado con la iniciativa privada hablan de beneficios por la inversión, pero a largo será un "desastre" para la tradicional cafeticultura, informó el investigador de la Universidad Veracruzana, Alberto Olvera Rivera.

"Este es un proyecto suicida, para decirlo rápidamente y nos demuestra una vez más que hay una increíble incapacidad de evaluar proyectos no en el sentido económico de la inversión sino en las consecuencias a largo plazo de lo que se hace, se hace en el corto plazo parece beneficio porque hay inversión, pero a largo plazo va a resultar en el completo desastre de la cafeticultura tradicional veracruzana", expuso.

Tras las declaraciones de la nueva Mesa Directiva de la Asociación del Consejo Nacional Independiente de Campesinos y Ecologistas A.C., encabezados por el ex priísta y ahora perredista, Constantino Aguilar Aguilar, de que apoyan el proyecto de Nestlé para Veracruz, Rivera Olvera opinó que es un grupo más "reciclado" que busca empleo en la administración estatal ahora gobernado por el partido Morena.

"Estamos viviendo el reciclamiento de los grupos corporativos del café, los viejos grupos priístas están buscando chamba donde la haya y ofreciendo sus servicios donde los requieran".

La construcción de una planta industrial del tamaño de la Nestlé, con una inversión importante "requiere desesperadamente" de la aprobación ciudadana, razón por la cual, los gobiernos federal y estatal "están recurriendo a los viejo métodos del pasado para generar la imagen de un apoyo social a un proyecto de una transnacional".

El investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-sociales de la UV, lamentó que las autoridades sin considerar las implicaciones negativas productivas que va a tener la planta Nestlé, ahora desde el gobierno buscan el apoyo social a una trasnacional, "cosa que nadie se imaginaba que iba a suceder".

Olvera Rivera afirmó que hay una oposición de los pequeños productores de café en Veracruz que se dedican a cultivar la variedad arábiga –clásica de la zona alta de Veracruz y de mayor calidad que la robusta– pero eso no lo ve el gobierno federal y estatal.

Detalló que esta industria no ocupa el café arábiga, sino el robusta y que casi no lo hay en México, sino que se produce más en Brasil, Vietnam y otros países.

El que se instale la planta en Veracruz implica que los gobiernos favorecerán a Nestlé, para que los campesinos empiecen a sembrar el tipo robusta, aun cuando en el mundo hay una sobreoferta de café en el mundo y por eso los precios han caído.

"Esto es que hay más café produciéndose en el mundo que el que se consume. Si hacemos este proyecto de poner otras miles de hectáreas de café robusta en Veracruz, lo que vamos a hacer es que caiga más el precio del café, y que los beneficios para los nuevos productores de café robusta sean mínimos", advirtió.

Finalmente, el investigador entrevistado en la FILU 2019, señaló que la instalación de la planta Nestlé y orillar a los productores a sembrar café robusta hará que sus plantíos de arábigo "caigan o terminen de quebrar por completo los campesinos que producen el café arábigo que son los de las partes altas".