Política

Podrían perder concesiones 50 mil taxistas por fallas en programa de reordenamiento

abril 02, 2019

Orizaba, Ver.- El reordenamiento de taxis en el estado amenaza con terminar en un estallido, pues al menos 50 mil taxistas están a nada de perder sus concesiones y con ello parte de su patrimonio familiar. De hecho, organizaciones de taxistas revelan que se han encontrado 11 puntos irregulares en la reglamentación del programa aplicado en el gobierno pasado.

El hecho no es tan fácil de resolver, pues al actual reordenamiento ya se le acabó el plazo y con ello se pone en riesgo el patrimonio de por lo menos 50 mil familias, únicamente del servicio público de pasajeros en su modalidad de taxis, por ello, señalan, "es muy importante que el gobierno del estado no se equivoque, porque las consecuencias pueden ser muy graves".

El actual problema, acusa Carlos Sosa, representante de taxistas en Coatzacoalcos quien este lunes se reunió con taxistas de Orizaba, "se viene arrastrando desde la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, porque con artimañas echaron andar un programa de reordenamiento que nació mal desde su origen. Ese tema fue recaudatorio y para entregar más de 25 mil concesiones en el estado de manera irregular".

Una de las muestras de lo irregular de este caso, explica, "se refleja en que las 25 mil concesiones que se entregaron en el pasado gobierno, los vehículos de inmediato se emplacaron y con el reordenamiento otra cantidad similar fueron obligadas a emplacarse, cuando ya habían cumplido el trámite. Al reordenamiento del del anterior gobierno le encontramos al menos 11 puntos que son erróneos y que afectan al taxista, esos puntos dejan en estado de indefensión a más de 50 mil concesionarios que están a punto de perder su patrimonio. El reordenamiento de Yunes, les puso candados y ahora no podemos regularizar a esas 50 mil concesiones".

Lo que se tiene que hacer es sencillo, según considera, "se debe derogar, para entonces sí poner los puntos con los que se puede regularizar a esos compañeros que por diversas circunstancias no se integraron en el que se ejecutó en la administración estatal anterior".

Por eso ahora, prosigue, "nos hemos sentado a dialogar con el gobierno, pero eso no significa que seamos sumisos o serviles. Seguiremos sentados en la mesa pero sí le decimos al gobierno del estado que no se equivoque, el que nos sentemos no quiere decir que seamos sumisos o que agachamos la cabeza; si a Miguel Ángel Yunes se lo reclamamos y a su troglodita secretario de Seguridad Pública, también se lo reclamamos y también les dijimos aquí nos vemos, si nos quieres quitar una concesión, que no se equivoque, porque también nosotros podemos hacer lo mismo con este gobierno".

Pero los taxistas del estado, sostiene, están en la mejor disposición de llegar a soluciones y con ello resolver este problema antes de que estalle socialmente con la cancelación de 50 mil concesiones, "lo que buscamos es trabajar en coordinación para que las cosas se hagan como debe ser. No estamos en contra del reordenamiento, sino en contra de la simulación, del doble discurso que se tenga".