Política

Urgen acciones de dragado en represas del centro por el inicio de temporada de lluvias

marzo 25, 2019

Orizaba, Ver.- La insolvencia económica de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Petróleos Mexicanos (Pemex), ponen en riesgo a por lo menos la mitad de los habitantes de tres municipios de la zona de las altas montañas, su precariedad financiera les impide apoyar a los ayuntamientos en las labores de dragado de dos de los caudales más peligrosos en época de lluvias, como lo son los ríos Chiquito y Blanco; ambos caudales requieren, urgentemente, labores de dragado para evitar desbordamiento en la cercana época de lluvias.

El estado de las represas ubicadas en la parte alta del río Chiquito es altamente preocupante, e incluso urgen recursos financieros para poder realizar los trabajos y con ello eliminar cualquier posibilidad de desbordamiento por el temporal que está por iniciar; el problema se agrava debido a que ni Conagua y mucho menos Pemex cuentan con recursos económicos para las labores de limpieza.

El problema empeoraría debido a que dos de los muros de gaviones, colocados para retener el caudal en la parte alta, "están fracturados", según comenta el presidente municipal de Nogales, Guillermo Mejía Peralta, por lo que en este lugar urgen acciones de dragado antes de que tengamos mayores problemas".

Ese es el gran problema que se tiene de forma casi inmediata, "porque además se trata de un trabajo que anda rondando los 10 millones de pesos, que el ayuntamiento no tiene, porque se requieren de otros trabajos y no únicamente de dragado, ya que falta prevenir problemas posteriores".

Una de las medidas que se podría tomar para que el ayuntamiento resuelva este problema es que el Congreso local y el federal autoricen un adelanto sobre participaciones federales del 2019, "hay personas que minimizan el tema pero lo que se pretende es proteger de los riesgos, que son muchos; ahora no únicamente se trata de ver por los que viven en las zonas cercanas al río, sino por su cruce, está la autopista México-Veracruz, lo que igual significa un problema para los conductores".

Actualmente las presas están casi al borde de la saturación y, reconoce, los ayuntamientos de los municipios de la zona "no tenemos dinero para encaminar las acciones necesarias con las cuáles podemos atenderlas, no hay dinero para la limpieza de las represar así como de los cauces del primer núcleo urbano, o tienes dinero para las escuelas, el agua potable o las calles".

El caudal del río Chiquito es uno de los más peligrosos en la temporada de lluvias, máxime que en la parte alta, en donde nace, se encuentra altamente saturado y con ello los riesgos van en crecimiento; hace 25 años se registró el primer desbordamiento con consecuencia fatales y hace 15 años sucedió el segundo, igual con fallecimientos a consecuencia de la misma salida del río como de la explosión en ductos de Pemex provocado por el mismo desbordamiento.