Municipios

En el sur, autodefensas hacen justicia por propia mano contra agresor de una mujer

marzo 11, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- Como sucedió en el centro del estado, grupos denominados de autodefensas del Valle de Uxpanapa decidieron tomar la justicia por su propia mano y vengaron la agresión que sufrió Ana Patricia Balcázar, quien recibió varios disparos de su pareja, Benjamín Luis Gutiérrez.

El pasado viernes, casi a la media noche, Ana Patricia Balcázar Reyes de 25 años de edad, recibió dos disparos de su pareja, en la casa que compartía con esta persona en la localidad de San Cristóbal, ubicada en la zona rural del municipio de Minatitlán.

Benjamín Luis, esposo de la joven le disparó en dos ocasiones, después de un pleito generado por sus excesivos celos, que ya lo habían llevado a agredir verbal y físicamente a su pareja.

La joven fue trasladada al hospital general de Minatitlán, donde sólo se le estabilizó, ya que no contaban con personal médico para realizarle una operación de emergencia; fue hasta este domingo que Ana Patricia Balcázar fue trasladada al Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV).

La victima perdió un riñón y tiene el hígado perforado, su estado de salud es estable y tiene amplias posibilidades de salvar la vida, si recibe el tratamiento adecuado.

"Se aseguró la ventilación y oxigenación pulmonar, así como ritmo cardiaco. Se dará seguimiento médico puntual, porque clínicamente no ha concluido; esperaremos las 72 horas para ver su evolución", informó el titular de la Secretaría de Salud (SS), Roberto Ramos Alor.

Ana Patricia Balcázar Reyes, es hermana de Hortensia Balcázar Reyes, mujer que fue asesinada el año pasado en Minatitlán, también a manos de su esposo, Gabriel Hernández Nava, quien le disparó cuando ella cargaba a su bebé de meses de nacido, esto en la congregación de El Valedor.

La situación de violencia intrafamiliar que vivían Hortensia y Ana Patricia era similar y casi acabó igual, sólo que esta vez, autodefensas que patrullan la zona rural de Minatitlán que conecta al Valle de Uxpanapa, decidieron hacer justicia por su propia mano, ya que en el primer caso, el agresor se encontraba libre y la Fiscalía General del Estado (FGE) no lo había detenido.

Estos grupos justicieros literalmente cazaron a Benjamín Luis, lo golpearon, los arrastraron y después lo asesinaron con un tiro en la cabeza; sus restos fueron encontrados en el camino vecinal que conduce a las congregaciones de Ojo de Agua Y Zaragoza.

Este grupo ya había entrado en acción en algunos eventos de secuestros en Uxpanapa, enfrentándose con grupos delictivos.

Los pobladores de la zona rural de Minatitlán señalaron que no hay vigilancia por parte de la Policía Municipal o la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), por lo que son frecuentes las agresiones intrafamiliares, secuestros y el robo de ganado.

La familia de Benjamín Luis Gutiérrez, trasladó el cuerpo a la comunidad de El Chiflido, donde la propia población evitó que el personal ministerial se llevará el cuerpo, ya que para ellos representa un gasto, por eso tuvieron que hacer una necropsia improvisada en una vivienda.

La familia del agresor reconoció que Luis Gutiérrez era muy celoso y ya tenía varios problemas con su esposa, pero no creyeron que intentaría asesinarla.