Municipios

Golpe al Cártel de Santa Rosa revela vínculos familiares en Tierra Blanca

marzo 08, 2019

Tierra Blanca, Ver.- Hace menos de dos meses Angélica y Javier se casaron en un municipio del sur de Veracruz. La tarde de este martes Angélica y Javier, así como Mariela "N" y otras tres personas, fueron detenidos por militares en un operativo contra el Cártel de Santa Rosa de Lima, que opera el huachicoleo en el estado de Guanajuato.

La detención de Javier "N", miembro activo de la Policía Federal, en el área de inteligencia, y su esposa Angélica "N", es un golpe al primer círculo de José Antonio Yépez, El Marro, líder del cártel que se ha enfrentado al gobierno de López Obrador.

Además de compartir una relación con tres hijos, ambos son acusados de ser parte de la estructura criminal como pagadores directos de los pueblos campesinos que realizan los bloqueos para los Santa Rosa de Lima, que además de mover el robo de combustible en Guanajuato se dedican a la venta de droga, la extorsión y el secuestro en la región central del estado.

Era 19 de enero por la noche, la boda de los detenidos en el operativo "Golpe de Timón" era el tema de conversación en el pueblo de Tierra Blanca. La cercanía entre Angélica y El Marro se explica porque ella es hermana de Karina "N", esposa del líder de la banda criminal.

El campo donde fue la boda estuvo adornado con un entelado dorado y en tonos plateados; con una bóveda de luces simulando un cielo estrellado con bombillas colgantes de luz tenue.

Al fondo una mesita con un par de sillones y unas letras gigantes, alumbradas, que forman la palabra "LOVE". En la mesa principal hubo un arco de madera forrado de rosas rojas, amarillas y crisantemos blancos, dos alcancías de puerco vestido de marido y mujer y dos candelabros que se levantaban 40 centímetros por encima de cabeza de los novios.

Es raro que en Tierra Blanca, Veracruz, haya bodas tan lujosas como esa; el matrimonio es una costumbre en desuso en una comunidad donde el nivel de desempleo, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es de 47 mil 436 habitantes contra 37 mil 149 personas ocupadas.

Las hermanas Karina y Angélica eran reconocidas en Tierra Blanca, asistían a fiestas como cualquier persona, tenían una alta actividad en redes sociales. Conforme su nivel de vida creció, comenzaron a apoyar a sus amigos y a varias causas de la ciudad.

Donaban para dar alimento a los perros de la calle, para fundaciones en ayuda de niños con alguna discapacidad o simplemente, ayudando a sus amigos o vecinos.

Las rencillas también comenzaron para ellas, en 2018 un perfil anónimo comenzó a subir fotografías en contra de Karina y su familia, señalando su matrimonio con José Antonio Yépez, El Marro.

Hasta la tarde del martes Karina "N", hermana de Angélica, la detenida, publicó por última vez en su cuenta de Facebook: "No estaba con la Sedena (sic) andaba de parranda", para después eliminar todo rastro de sí en la red social.

Tierra Blanca es un foco rojo para la seguridad en el estado. El 31 de enero se registró un enfrentamiento armado entre policías de la Fuerza Civil y miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En menos de una semana, se registraron la incautación de una bodega de mercancía robada y la detención de dos presuntos miembros del mismo grupo criminal con armas y chalecos antibalas, en un camino rural terrablanquense. Además, la comarca es referente de desaparición forzada ante el caso de cinco jóvenes de Playa Vicente, caso por el que el gobierno del estado de Veracruz ofreció disculpa pública este 4 de marzo pasado.

Los robacombustibles se han blindado contra los operativos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Marina y los policías federales. Tres días de bloqueos bastaron para iniciar contra la estructura creada en 2017 en el municipio de Celaya, Salamanca, Irapuato y León.

En septiembre de 2018, en tres días de la nueva administración de Diego Sinhué Rodríguez, el actual gobernador, se registrarían 54 muertes como resultado del enfrentamiento entre Santa Rosa de Lima y el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Santa Rosa de Lima, un pueblo de Celaya de apenas 11 chozas, ahora está tomado por policías que intentan controlar a los huichicoleros, que se han convertido en el nuevo enemigo público del gobierno lopezobradorista.