Política

Bajas calificaciones crediticias para firmas mexicanas afectaría prospección de AMLO

marzo 06, 2019

Orizaba, Ver.- La baja en las calificaciones crediticias que empresas especializadas le propinaron a México no sólo pueden tirar el plan económico del presidente López Obrador sino que incluso acelerarían en proceso recesivo y una probable desconfianza de inversionistas extranjeros, será un evento muy peligroso para la de por sí frágil economía familiar.

El analista financiero Enrique Trueba visualiza una serie de problemas económicos muy fuertes, si es que a la economía mexicana le siguen dando malas notas crediticias. Lo que le pasa a Pemex y al resto de la economía mexicana puede tener efectos muy graves, de entrada, explica, es un tema que nos afecta porque existen dos riesgos, se corre el riesgo de una salida de capitales extranjeros, primero por la inestabilidad financiera y las malas notas crediticias, pero además por las altas tasas de interés que tenemos en México son mucho más elevadas que las que se pagan por ejemplo en los Estados Unidos.

Y los inversionistas al ver todos estos riesgos, lo que van hacer es retirar sus inversiones y colocarlas en países en donde no haya tantos riesgos como los que se están creando en nuestro México, si este escenario se termina de construir, el riesgo que llevamos los de a pie se resume en que lejos de haber inversión directa, entraríamos en una recesión y con ello un desempleo galopante.

Este escenario, crea riesgos muy importantes de desempleo y de incremento en las tasas de interés, si todo escenario catastrófico se llegara a concretar entonces estaríamos en el grave riesgo de una escalada en la espiral de la recesión, por eso recomienda, el presidente de la República y su equipo de asesores y encargados de las finanzas de este país deben valorar muy bien su estrategia económica porque el riesgo es sumamente grave para todos, no para unos cuantos, sino para todos los que vivimos en México.

Una eventual devaluación de la moneda mexicana, va a generar que la inflación se vaya hasta niveles históricos, sobre todo porque importamos una gran cantidad de productos básicos, como lo es maíz, frijol, arroz y esas comprar van a tener un incremento sustancial.

Si conjugamos todo esos escenarios, podemos tener en una sola escena, desempleo, inflación, cero inversión, altas tasas de interés e incrementos en los precios de la canasta básica y aun con todos los programas que la actual administración esta aplicando, no van a ser suficientes para poder atender las necesidades que se van a crear a consecuencia de un escenario de este alcance.

El tiempo se acorta, según considera, y si en este mes no se da un golpe de timón en la economía mexicana, corremos el riesgo de temernos en serios problemas económicos que nos van a dificultar el crecimiento como país y difícilmente vamos a encontrar las metas de crecimiento que la administración federal se ha planteado como crecimiento en este año.

El gobierno está obligado a crear un ambiente de confianza a los inversionistas para que se mantengan las fuentes de trabajo y con ello el bienestar para las familias, el regalar el dinero no mejora el bienestar familiar y mucho menos crea bases solidas para tener crecimiento y desarrollo.