Política

Fiscal, usurpador y obstáculo tenaz del cambio en Veracruz: Carlos Gidi

febrero 08, 2019

En el gobierno panista de Miguel Ángel Yunes Linares se puso en marcha un operativo institucional y de acoso para mover hasta debajo de los cimientos y lograr la renuncia del ex fiscal Luis Ángel Bravo Contreras para colocar en su lugar a un incondicional como Jorge Winckler Ortiz, con quien el estado entró en una espiral de violencia, inseguridad y falta de resolución a los problemas de impartición de justicia, por lo que su permanencia atora la necesidad de un verdadero cambio para el estado, declaró el empresario Carlos Gidi Blanchet.

Reiteró que "como empresario veracruzano, como individuo y como mandante del Poder Ejecutivo del gobierno (cualidad esta ultima que comparto con todos los veracruzanos mayores de 18 años), sostengo –sin ápice de duda– que sin una nueva Fiscalía no hay ni nuevo gobierno ni cambio verdadero".

Recordó que mientras que el lamentable mini gobierno de Yunes Linares, con toda clase de artimañas logró la renuncia del ex fiscal de Duarte, Luis Ángel Bravo desde el primer día de su gestión, hoy los veracruzanos hemos tenido que padecer al fiscal Winckler durante 67 días.

Gidi Blanchet consideró que la permanencia de Winckler en esa posición "representa cuando menos un retraso del gobierno actual para reivindicar su bandera de cambio de fondo con la que ganó las elecciones. En el peor de los casos, dice que Veracruz sigue sin contar con un abogado del pueblo que es, justa y constitucionalmente, lo que debe ser un fiscal".

Sostuvo que los veracruzanos "no olvidaremos que fue la terrible inseguridad y la ausencia de justicia (amén de la corrupción rampante) lo que nos movió a habitantes de Veracruz y a la mayoría de los mexicanos a votar por un cambio verdadero. ¿Qué podemos esperar de la procuración de justicia y la investigación y consignación de los delitos cuando un acólito de Yunes Linares sigue incrustado en el sillón de fiscal?"

Subrayó que ese cargo debería ser ocupado desde ya por un ciudadano valiente, honesto, respetuoso de la ley e independiente de juicio respecto del gobernador y de cualquier otra influencia.

El empresario manifestó su confianza en que el gobierno de Cuitláhuac García hará un buen papel y empezara a regresar la paz y la justicia a Veracruz; sin embargo, "es definitivo que esto no podrá suceder a plenitud con un, yo diría ‘usurpador’, traidor de sí mismo y de su patria; obstáculo tenaz del cambio por la pura acción de socavar lo que no les es propio, que se configura en la persona de Jorge Winckler".