Política

Denuncia Pemex a alcalde de Texistepec

enero 18, 2019

Señala abuso de autoridad y amenazas por apoderarse ilegalmente de Unidad Minera

Coatzacoalcos, Ver.- Petróleos Mexicanos (Pemex) y la empresa Logística, Ingeniería y Mantenimiento del Puerto (LIM) presentaron denuncias penales por abuso de autoridad y amenazas en contra del alcalde de Texistepec, Saúl Reyes Rodríguez, por la toma ilegal de las instalaciones de la Unidad Minera, escudados en un escrito emitido por la senadora de Morena, Eva Eugenia Galaz Calletti, las autoridades municipales buscan "concesionar" el tratamiento de los lodos y obtener dinero.

Este miércoles, el alcalde y los representantes del ayuntamiento, apoyados por ciudadanos, notificaron a la empresa y al personal de Pemex que debían desalojar las instalaciones de lo que anteriormente fue la Compañía Exploradora del Istmo (CEDI).

De acuerdo con el alcalde, Saúl Reyes, la Senadora Galaz giró un escrito al director de Pemex, Octavio Romero, para que se entregaran 400 hectáreas que tiene la empresa en su resguardo, donde actualmente se realiza el levantamiento de los residuos de la torta de azufre y la laguna de sedimentación.

La dependencia aún no ha respondido pero con la copia del escrito realizaron la diligencia, se presentaron a las oficinas y desalojaron a todo el personal, tanto de Pemex como de la empresa LIM, a quienes acusan de no concluir con la remediación de los pasivos ecológicos y de no apoyar con trabajo a la población del lugar.

José Luis Flores Subiaur, representante de la empresa LIM, indicó que el 15 de agosto de 2014 ganaron la subasta para la compra de "setecientas dieciséis mil toneladas métricas de residuo de lodos asociados de bentonita/hidrocarburo, ubicados en la Unidad Minera de Texistepec (UMIT)", como lo muestra la página de Pemex Gas y Petroquímica básica.

Pemex firmó con LIM un contrato de 26 meses y después amplió el convenio el 14 de octubre del 2016 con vigencia al 15 de octubre del 2021, por lo que son dueños de todos los residuos que quedan en la zona y tienen el derecho a explotarlos.

Esta empresa se dedica a recuperar todo el lodo contaminado con hidrocarburo, lo procesa y lo transforma en asfalto y otros productos; esta fue la salida que le dio Pemex para deshacerse de los residuos que se mantenían en esa zona a pesar de los trabajos de remediación.

Negocio en la remediación

Pemex arrancó la remediación de este pasivo ambiental en la administración de Felipe Calderón invirtiendo mil 700 millones para sanear mil 200 hectáreas, trabajos que se llevarían a cabo en varias etapas, por la cantidad de material que se encontraba en el lugar.

El proyecto diseñado por un equipo de ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue exitoso y logró confinar parte del residuo y sanear la laguna de sedimentación.

Durante la primera administración como alcalde de Saúl Reyes, se acordó con el ayuntamiento que hicieran el levantamiento de los residuos para después moverlos para la zona de confinamiento, pero el trabajo quedó inconcluso y los residuos se quedaron en un predio cercano a la laguna.

De acuerdo con información oficial de Pemex, en 2016 se detuvieron todos los trabajos de remediación debido a la invasión de los predios que estaban en proceso de saneamiento, donde se construyeron varias colonias irregulares llamadas Vicente Fox, Miguel Alemán y Benito Juárez.

Fueron 800 hectáreas que formaban parte de los terrenos de la azufrera, muy cercanos a varios pozos que no estaban totalmente tapados y saneados.

Pemex y los representantes del ejido Francisco I. Madero de Cosoleacaque, quienes también sufrieron invasiones, presentaron denuncias, por lo que se liberaron 30 órdenes de aprehensión contra los invasores, entre ellos dos hermanos de Saúl Reyes.

Habitantes de este lugar, denunciaron públicamente que la invasión había sido propiciada por Saúl Reyes, aun cuando sabía del peligro que corrían los habitantes de estos predios; los que "compraban" tenían que cubrir cuotas mensuales y si no eran cambiados de ubicación.

Desde esa fecha existe un expediente en el tribunal Agrario para determinar la propiedad por lo que Pemex, detuvo los trabajos de saneamiento y la Secretaría de Medio Ambiente, lo liberó de la responsabilidad, mientras no se definiera la propiedad de los predios.

En la zona sólo se mantienen los trabajos de recolección de los lodos asociados que se habían concesionado, los cuales se habían realizado sin problemas.

Con el cambio de administración municipal y la llegada nuevamente de Reyes Rodríguez al gobierno local, los problemas por los terrenos de la azufrera se reiniciaron, asimismo las presiones contra Pemex.

En asamblea pública, el alcalde y los representantes de la senadora Eva Eugenia Galaz Calletti, escucharon las demandas de los ciudadanos de Texistepec, entre ellos líderes de las colonias irregulares y los predios en litigio.

También se presentaron miembros de la Unión Ganadera de Texistepec, un organismo que es presidido por el alcalde y sus hermanos, de acuerdo con el acta constitutiva de 2006.

Todos ellos decidieron tomar los terrenos de Pemex para realizar el saneamiento y entregárselo, sin licitación, a la empresa Ecologística y Construcción SA de CV, cuyo representante es Juan Agustín Rivera Ortiz, como lo revela el Registro Público de Comercio.

Saúl Reyes refirió que esta empresa le dará trabajo a los habitantes del lugar y además generará recursos para el municipio, aprovechando las "riquezas" que tienen.

Presentan denuncias

La empresa LIM presentó la primera denuncia contra el alcalde en el mes de julio de 2018, cuando encabezó, junto con el personal del ayuntamiento y la Policía Municipal, el bloqueo de las compuertas de acceso al predio.

Se integró la carpeta Número UIPJ/DDXX/F4/849/2018 y en un medio alterno, se comprometió a no afectar las labores de la empresa.

Este 17 de enero, nuevamente ingresó a las instalaciones de Pemex y el área de trabajo de LIM para exigir el desalojo por lo que se presentó la denuncia UIPJ/DDXX/F1/080/2019, por los delitos de amenazas y abuso de autoridad.

José Luis Flores Subiaur, representante de la empresa LIM señaló que el presidente municipal ha manipulado la información que le da a la población y a los legisladores para promover delitos como la invasión de terrenos federales.

Refirió que desde su llegada como alcalde, empezó a pedirles dinero o apoyos, a cambio de dejarlos trabajar.

Fuentes de Petróleos Mexicanos señalaron que la empresa presentó una denuncia ante el Ministerio Público Federal en Acayucan el pasado 16 de enero, el numero de expediente es el C.I. FED/VER/ACAY/0000384/2019.

También se buscó la versión de la senadora de Morena, Eva Eugenia Galaz Calletti, para conocer su participación en la toma de las instalaciones, pero no respondieron a la solicitud de entrevista.

Apenas hace unos días, Saúl Reyes Rodríguez, fue nombrado vicepresidente de la Asociación de Municipios de México (AMMAC), que dirige el alcalde de Durango José Ramón Enríquez Herrera, evento que tuvo lugar en la Ciudad de México.

El evento realizado en el salón Octavio Paz del Senado de la República Mexicana, fue presidido por Martí Batres Guadarrama, en su calidad de presidente del Senado.

Un alcalde generador de Violencia

El 30 de enero de 2008, Vecinos de la comunidad San Lorenzo Tenochtitlán se enfrentaron a balazos con autoridades del municipio de Texistepec, luego que el alcalde Saúl Reyes y la Policía local, quisieron liberar una carretera tomada por los habitantes.

Los pobladores de San Lorenzo, cuna de la civilización olmeca y donde se han encontrado las cabezas colosales, llevaban varios años demandando mejoras en el camino y servicios.

Los habitantes decidieron cerrar el acceso y cobrar cuota para recuperar dinero y mejorar el acceso a la comunidad, cuando se les intentó desalojar por la fuerza, provocando un enfrentamiento.

Un policía murió y cinco personas más resultaron heridas, entre ellos el alcalde, quien estuvo encabezando el desalojo.