Política

Autoridades y pobladores toman azufrera en Texistepec; terminarán el saneamiento

enero 17, 2019

Texistepec, Ver.- Los habitantes del municipio de Texistepec, al sur del estado de Veracruz, tomaron las instalaciones de las ex azufrera "Compañía Exploradora del Istmo (CEDI)", ya que señalan que tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la empresa que contrató para el saneamiento de pozos azufreros no ha realizado los trabajos y la población sigue afectada.

Las autoridades del municipio de Texistepec notificaron a la empresa "Logística, Ingeniería y Mantenimiento del puerto (LIM)" la toma de las instalaciones de la ex azufrera, ubicada en la salina de Tehuantepec, la cual se empezó a explotar desde 1890 y 100 años después dejó de operar, dejando un grave pasivo ecológico.

En 1990, los precios del azufre cayeron y su extracción se hizo costosa, por eso el gobierno autorizó la liquidación de la CEDI y transfirió sus terrenos a Pemex Gas y Petroquímica Básica, quien asumió la remediación, invirtiendo 915 millones de pesos en el proyecto.

Durante la administración de Felipe Calderón, se anunció la conclusión de las primeras dos etapas y quedó pendiente una tercera, donde se limpiarían los pozos de hidrocarburo y azufre, además de caminos que todavía tenían residuos.

Saúl Reyes, alcalde de Texistepec, dio a conocer que en el año 2013 Pemex se deslindó de su responsabilidad en la remediación, y se anuncia que la empresa LIM, realizará la última etapa de limpieza de 200 pozos, en un periodo de 26 meses.

El edil indicó que la empresa debió de haber entregado los trabajos en noviembre del 2016, pero los pozos siguen escupiendo ácido sulfhídrico y crudo; afectando zonas agrícolas y la propia salud de la población.

Como Pemex les notificó en el 2018 que ya no iba a realizar el saneamiento, los habitantes de ese municipio decidieron tomar las instalaciones y que las autoridades municipales sean las que se ocupen de concluir el proceso.

Todas las autoridades comunales y el pueblo del municipio popoluca, corrieron al personal de LIM y Pemex Gas del predio de la ex azufrera.

Las dos primeras etapas de saneamiento fueron diseñadas por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); se confinaron 525 mil metros cúbicos de sobras sólidas de azufre y se trataron 11 millones de metros cúbicos de aguas residuales en la laguna de sedimentación.

En la zona permanecen chapopoteras a la intemperie, 200 pozos mal taponeados y alrededor de 30 kilómetros de vías de comunicación con sobrantes sólidos, que solo fueron rellenados con otros materiales.