Municipios

Campesinos también exigen salida de Winckler

enero 11, 2019

"A dos años del crimen de Jazmín y de su bebé no hay justicia", "(En) Mezcalapan nos robaron 25 reses y los ladrones andan libres", con esas mantas colocadas en la entrada de la Fiscalía General del Estado (FGE), alrededor de 150 campesinos exigieron la renuncia de Jorge Winckler como fiscal del estado.

Desde el Tatahuicapan, en la zona sur del estado, llegaron para exigir la renuncia del fiscal; las acusaciones de incumplimiento eran varias: "fiscal responsable de feminicidios y protector de la delincuencia organizada".

Acusaban al titular de la FGE de ser asesino, esto lo hicieron a través de lonas y mantas y que los más de 150 pobladores de la zona sur permanecían en las instalaciones durante la tarde-noche, porque "aquí nos quedaremos, hasta que Winckler renuncie", advirtieron.

Sin dar nombres sobre quién dirigía la manifestación, solo se limitaban a decir que hay hechos de violencia que han padecido, por los que han interpuesto denuncias y la Fiscalía no ha investigado, "es igual que maten a una persona o que roben nuestro ganado, para nada hay justicia; asesinaron a una joven y su bebé y nunca hizo nada el fiscal, los asesinos andan sueltos porque no hace su trabajo".

En una manta sentenciaban: "Si no puedes con el cargo, mejor renuncia" y reclamaron que están cansados de que a los pobres nunca se les haga justicia, que por eso estaban allí para exigir que se vaya el fiscal y que entre otro, pero que "éste sí trabaje, que resuelva y que castigue a los criminales".