Política

Protestarán por anuncio de gobierno de aumentar producción de café robusta

diciembre 31, 2018

Integrantes del Consejo Regional de Coatepec sostuvieron una reunión con carácter de urgente, tras lo cual anunciaron que el 15 de enero se manifestarán en Palacio de Gobierno para exigir a los gobiernos federal y estatal que no subsidie a la empresa Nestlé con la producción de café robusta, pues argumentan que provocará una enorme caída de los precios del aromático no sólo a nivel nacional sino internacional.

Resaltaron que, además, el café arábigo, que es la variedad de calidad en la región de Coatepec estaría en riesgo, pues ante el desplome de precios, para muchos productores será más rentable abandonar sus cultivos que ponerse a cosechar.

Detallaron que actualmente les están pagando a 6 pesos el kilo de café cereza, cuando el precio mínimo para obtener una ganancia debería de ser de 12 pesos, por lo cual los productores están perdiendo con cosechar y si la producción de café robusta se incrementa, el valor caerá aún más.

Durante la reunión de trabajo con sostuvieron con carácter de urgente, Fernando Celis, integrante del Consejo Regional del Café, indicó que acordaron hacer tres peticiones a los gobiernos federal y estatal: una es que no subsidien la plantación de café robusta para la nueva planta de Nestlé, porque elevará la producción en México provocando un desplome de los precios.

De igual forma, pedirán que a nivel nacional se incrementen los subsidios para los productores de café a 2 mil pesos por hectárea y 400 pesos por quintal, lo que permitiría hacer rentable este producto.

Y, como tercer punto, solicitar de manera particular al gobierno de Veracruz que no destine apoyo para favorecer a la empresa Nestlé.

Fernando Celis explicó que actualmente a nivel mundial hay una sobreproducción de casi 6 millones de toneladas del aromático, que mantiene los precios muy bajos, sobre todo por el café robusta, considerado de menor calidad y que se produce, además de México, en países como Brasil, Vietnam, Guatemala y Uganda.

Por ello, reiteró la gravedad de que en México se pretendan cosechar más de 180 mil hectáreas para este tipo de café, pues sólo provocará más pobreza entre los cafeticultores.

Se pronunció porque mejor se respalde a la Nestlé a importar café robusta de otras partes del mundo, para que lo maquile y produzca sus cafés solubles, sin afectar la producción en México ni a nivel mundial.