Sociedad y Justicia

No habrá más segregación en clínicas por pobreza u origen indígena: Ramos Alor

diciembre 27, 2018

Papantla, Ver.- Durante la visita sorpresiva al hospital regional "José Buill Belenguer" de este municipio, el secretario de Salud, Roberto Ramor Alor, enfatizó que nunca más se volverá a permitir ningún tipo de discriminación, especialmente por ser pobre o indígena, esto luego de la mala praxis que le costó la vida a una joven agredida sexualmente en Zozocolco.

Aunque el caso ameritó la destitución del director del hospital, Gustavo Lacayo Méndez, y la designación de Rogelio Corona Sánchez como encargado, este movimiento generó inconformidad entre el personal del nosocomio, quienes tachan al segundo como una persona prepotente y discriminador con la gente pobre o indígena.

Fue precisamente Corona Sánchez quien se encontraba ausente durante la visita realizada por el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, quien en su momento justificó que la ausencia del personal se debía al derecho a no laborar por ser día feriado.

Así la Nochebuena, el médico pediatra se tuvo que sumar a la atención que estaba brindando el único médico de guardia en el hospital. Esa misma noche enfatizó que no se tolerará el desprecio o maltrato por ser pobre o ser indígena y dijo que es algo que no puede suceder más y "se tendrá que hacer lo necesario".

Después del diálogo con los trabajadores, esperan que reconsidere la designación de Corona Sánchez al frente de la unidad médica.

Dijo contar con un diagnóstico claro de la situación en el que se encuentra el sistema de salud en la entidad, el cual enfatizó fue saqueado por las anteriores administraciones, por lo que su estado es deplorable y fracasó en su misión de brindar salud a los veracruzanos.

Lamentó que el Seguro Popular haya sido utilizado para extraer millones de pesos que deberían ser utilizados en la atención de las personas en pobreza, lo que cambiará con la propuesta de federalización que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para resarcir parte del daño y hacer funcional al sistema, dijo que se contratará el personal médico necesario para atender a la población y la compra de medicamento para entregarlo de manera gratuita.

Una vez que los servicios de salud sean federalizados, la adquisición de medicamento se centralizará y de ahí la Secretaría de Salud (SS) se encargará de distribuirlos a todo el país. Esta estrategia, agregó, permitirá acabar con la brecha que divide a los mexicanos entre derechohabientes y no derechohabientes, contraria a la obligación del Estado de proporcionar servicios de salud para toda la población.

El propio Ramos Alor fue testigo de la falta de medicamentos en el hospital de Papantla, donde no contó con los insumos necesarios mientras brindó atención médica la noche del 24 y madrugada del 25 de diciembre.