Política

Escarceos

diciembre 27, 2018

Desinflado el escándalo por la cancelación del NAICM debido a la negociación hecha con los contratistas en los primeros días del gobierno federal, la derecha ultra conservadora y conspiradora parece decidida a aprovechar todas las oportunidades, normales o inducidas, para minar la legitimidad del presidente López Obrador. Tal es el caso del accidente aéreo donde murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso H., y su esposo el senador y ex gobernador de Puebla, Moreno Valle. Ha habido en medios formales y en redes sociales un voluminoso torrente de especulaciones presentadas a modo de certezas en torno a hipótesis sobre el hecho. Algunas de estas hipótesis presentadas de forma bastante racional, todas ellas posibles, algunas más probables que otras. El común denominador de todas es que desacreditan la posibilidad del accidente.

Es natural que suceda, el ambiente propicio para la desacreditación se ha creado, además de que se exacerba el miedo en aquellos que lo tienen, o quieren tenerlo. Como con el NAICM, habrá una cresta que descenderá y se estabilizará. Se pueden fabricar y contraminar tantos ambientes como se quiera, pero su uso trabaja en contra de su efectividad. Pero el mensaje es simple: se ha dado inicio a las hostilidades, como ya se acredita en medios formales y en redes sociales. Si será permanente o no está por verse. Pero es previsible, independientemente de la efectividad que tenga tal o cual fabricación artificial de escenario.

Lo que es cierto es que estos son los primeros escarceos con los poderes factuales y hasta ahora el saldo del gobierno es positivo.

Algo similar sucede en el estado con los eventos cruentos de inseguridad pública. En un lenguaje no verbal se les mide; se prueba la calidad de los materiales con que están hechos. Evaluaciones que definirán por un tiempo la tónica del trato y la interlocución. Luego cambiarán el estímulo para generar otro escenario. Hasta que el modo deje de ser efectivo, entonces buscarán otra forma de aproximación. Pero faltan cosas por ver como lo anuncia la incorporación al escenario de Lozano Gracia, conspicuo representante de la derecha fascista poblana.