Sociedad y Justicia

El Amor en Tiempos Apocalípticos, ópera de augurios en una época de grandes cambios

noviembre 21, 2018

El Amor en Tiempos Apocalípticos es una ópera de gran actualidad que resalta intrínsecamente la importancia del arte y conlleva una crítica sin sumergirse en temática tediosa. Pone de relieve problemas como la dependencia de las redes sociales, el cómo se enfrenta una crisis social grave, y entre otros el mantener un amor a distancia, por ello la hipótesis de esta obra es que "el amor a veces supera todas las dificultades". Con esa premisa será presentada el 1° de diciembre en el Teatro J.J. Herrera a las 8 pm.

Su autor, el maestro Francisco González Christen se ha desempeñado como creador y docente en diversas áreas artísticas como música, narrativa y teatro. Se considera un cineasta en ciernes. Debutó en 1975 como compositor y ha ganado 3 veces el estímulo para creadores con trayectoria del IVEC, en la último ocasión con su primera obra de este tipo, la Ópera Tropical con libreto de Emilio Carballido en 2007, y que tuvo puestas en escena en 2008 y 2015.

Tras la muerte del afamado dramaturgo, refiere, se quedó sin libretista y eso lo motivó a tomar toda clase de talleres literarios, hasta que finalmente se animó a emprender su propio libreto y el resultado es esta obra.

Cuando el arte está sometido el impacto puede ser muy reducido, el eslogan "la obra que la mafia del poder no quería que vieras" en cierta manera hace honor a la verdad, comenta González Christen, ya que faltaban estímulos. Pero no contempla una prescripción para un nuevo México, el que presuntamente será acompañado por el cambio de régimen, más bien expone ideas de la misma amplitud que las de López Obrador, como la honestidad, la anticorrupción, la paz. No se politiza de lleno, sino que de manera conjunta pone elementos de la distopía a dialogar con nuestra actualidad y le piden poner sus barbas a remojar.

"Si hay ética, si hay respeto, las cosas van a mejorar", sostiene el autor, algo similar a lo que señalaban ante los chairos, "el cambio empieza por uno mismo", para descalificar o desalentar las manifestaciones. Al respecto, González Christen se autodenomina chairo, y si bien nunca fue partidario de las protestas, él también tuvo que hacerlo cuando por los fraudes y adeudos de Duarte quedaron amenazados el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) y la Universidad Veracruzana (UV). "En 2015, en vez de preocuparme por recaudar fondos para el reestreno de la Ópera Tropical, estuve bloqueando Sefiplan con otros viejitos".

En torno a El Amor en Tiempos Apocalípticos, la vinculación con la situación real viene de una recomendación que dos profesores de guionismo le hicieron para llevar un diario íntimo y registrar los hechos que se salen de lo cotidiano. "Este diario lo llevo desde 2011, de modo que por lo menos todo el primer acto está nutrido de las transiciones Calderón-Peña Nieto y Herrera-Duarte, de triste memoria para todos los mexicanos. Fueron años de mucha angustia, las balaceras estaban a la orden del día y esa situación ha seguido ya con Yunes. El miedo era tal que oímos los cohetes de la fiesta patronal de la iglesia de San Francisco y pensamos que eran disparos". De ahí viene la idea de la primera parte de la ópera.

Se regatean o simulan los apoyos al arte

Respecto de la falta de espacios e impulso para la difusión cultural, Francisco González recuerda la convocatoria que emitieron a principios de este año por parte del Teatro del Estado, con la promesa de apoyar a productores locales. "Por fin se acordaron de nosotros, aunque sea un huequito", había dicho, seguro de que lo programarían debido a sus dos maestrías, de las cuales una es en producción artística, y a sus más de 30 años de trayectoria.

Sin embargo, se llevó una bofetada al ni siquiera ser incluido en la lista de corrimiento. "Yo lo entendí perfectamente porque sé quién está gobernando, la iniciativa fue por parte del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) y sabiendo quién lo dirige (Enrique Márquez Almazán), sólo participé para ver el grado de madurez y compromiso de esta gente".

Para el director de El Amor en Tiempos Apocalípticos, el IVEC fue totalmente improductivo en el bienio yunista. Luego de que le cerraran esa puerta, le hizo la propuesta al gobierno municipal de Xalapa y el alcalde, Hipólito Rodríguez, lo canalizó con los de Cultura.

Las condiciones en que se encuentra trabajando para la preparación de la obra en el Teatro J.J Herrera le sorprendieron, indica González Christen, puesto que son mucho más amables que las de administraciones anteriores, esto porque antes de que el recinto se cayera hicieron muchos eventos ahí, mas les cobraban porcentajes por las funciones y no había mantenimiento. Comenta que, en ese entonces, él incluso se vio en la necesidad de comprar las luces para los proyectores y a causa del mismo abandono había terminado cerrando.

Pero el problema viene de mucho atrás y hoy la llamada Atenas Veracruzana está completamente arruinada y dominada por los extranjeros, dice. Después de Acosta Lagunes, estima que del año 1984 en adelante ha habido restricciones e indiferencia por la promoción artística.

Con todo, reconoce a la gestión actual de Xalapa por abrir requisitos para publicidad y facilitar ciertos espacios, pero lamenta que apenas se podrá presentar una fecha por los compromisos que tiene el ayuntamiento para el J.J. Herrera, puesto que está aún más solicitado que la Sala Chica del Teatro del Estado. "Quizá también es para ponernos a prueba cómo nos desempeñamos. Pero lo importante es arrancar", afirma.

La ópera augurio

El Amor en Tiempos Apocalípticos retrata no sólo a su vez conflictos generacionales y raciales, la migración, la lucha contra los estereotipos. En este caso, si eres mexicano te encasillan con que eres narco y si eres musulmán, que eres terrorista.

Si bien la obra está pensada para que todos disfruten y se diviertan con ella, afirma, una persona de cultura va a tener un plus. Por ejemplo los amantes de la ópera constantemente van a ver referencias directas o indirectas a otras como El Barbero de Sevilla, el Don Juan de Mozart, La coronación de Popea de Monteverdi, etc.; también hay alusiones a obras como Madame Butterfly, en todo momento están latentes.

"A veces también es a otras como la Inconclusa de Schubert, incluso se habla de obras literarias y se cita a varios autores como Lila Azam, Malala, Julián Herbert, en fin. En todas partes hay referencias sin que se convierta en algo pesado o doctoral, sino más bien desde una charla y sale de forma natural. Digamos que lo estamos mostrando, no lo estamos diciendo. Creo que eso dará sorpresas a muchos".

Por el momento sólo se tiene prevista la fecha del primero de diciembre, coincidiendo con el cambio de gobierno tanto en el país como en el estado, por eso, dice Francisco González Christen, la obra tiene algo de simbólica.

Ante el cuestionamiento sobre si representa una suerte de profecía, señala: "yo de broma he estado diciendo que es el comienzo cultural de la cuarta transformación, pues es casi a continuación de que López Obrador y Cuitláhuac García, tomen posesión. Ellos como a las 8 de la mañana y nosotros a las 8 de la noche con un evento cultural que en cierta manera tiene que ver con todo lo que ocurrió en México en los últimos tres años: la desesperación de que por todas partes estuviera mal la situación, sin embargo, que en vez de estar lloriqueando y suicidarse, se toma la decisión de luchar y finalmente las cosas se dan.

"El cambio se da en la política y en la obra pero no me comprometo, porque se queda en el momento que se deponen las armas y se hace la paz. Es una situación que espero que realmente sea para bien", añade.

Más que nada, asegura el director, El Amor en Tiempos Apocalípticos ha sido resultado de una revisión constante y la suma de esfuerzos por parte de creadores y los artistas en escena. En los ensayos que se han llevado a cabo desde mayo, las correcciones se han dado permanentemente, de ahí se remiten al guion y viceversa.

"La verdad es que es una opereta que ha requerido un gran esfuerzo". Y esto conlleva eso a lo que se refiere el libreto: antes de suicidarse o rehuir a una crisis social vale la pena luchar, intentar.