Política

Desinterés de cabildo de Poza Rica para homologar Ley de Autismo

noviembre 08, 2018

Con la oportunidad en mano de convertir a Poza Rica en el primer municipio veracruzano, y segundo a nivel nacional, en homologar a nivel municipal una ley para la atención de personas con trastorno del espectro autista, el desconocimiento de esta condición y el ego de los regidores minimizó la intención de organizaciones civiles por lograr una verdadera inclusión para las personas con capacidades diferentes.

La ley fue publicada en la Gaceta Oficial el 20 de agosto de 2018 y entrará en vigor en enero de 2019, pero organizaciones civiles buscaban el apoyo del cabildo de Poza Rica para que se atendiera esta ley a nivel municipal, siendo presentada la propuesta durante la vigésimo primera sesión ordinaria de Cabildo.

La endeble postura de la regidora María de la Luz Mora Alarcón permitió que regidores como Fausto Cabrera Dávila frenaran la iniciativa "por no haber sido tomados en cuenta previamente", y por "usurpar comisiones que a él le correspondían". Otros más cuestionaron inclusive los términos médicos empleados en la ley, por falta de conocimiento en el tema.

Lo anterior, pese a que desde abril de este año, organizaciones civiles como Fundación Danitos, que atiende a niños con trastorno del espectro autista, habían acudido constantemente a los jueves de "Gobierno de Puertas Abiertas" y directamente a las oficinas de los ediles para presentarles la propuesta, que les fue recibida, mas no atendida, como quedó en evidencia este miércoles durante la sesión de Cabildo.

"Hace falta informarnos respecto al autismo, vemos que hay confusión en cuanto a las definiciones", comentó en entrevista Gloria Ivet Licona Martínez, presidenta de la citada fundación.

"Si tuviesen interés real, todos habrían presentado una propuesta el mismo día, pero se sienten ajenos al sector salud o al consejo municipal, cuando personalmente visité a los regidores para hablar de la ley de autismo, para dar certeza y proteger sus derechos en el área de salud y educación", reiteró.

Lamenta que en el discurso se hable de la inclusión social, pero en la realidad se sigue cometiendo discriminación, como han constatado en el sector educativo, principalmente el privado, donde se niega la atención a niños con autismo en el nivel preescolar y primaria.

"Tenemos el caso de una directora de un jardín de niños que expresa que los pequeños con autismo no son lo suficientemente inteligentes para ser parte de su institución", lo que da una muestra de la realidad a la que se enfrentan las familias.

También en el área de la salud existen problemas de discriminación a niños con autismo, por ejemplo, cita que existen odontólogos que se niegan a prestar atención médica a los niños por su condición, y lo mismo sucede con otros servicios como las peluquerías.

Al final, los ediles minimizaron a un simple reporte la intensión de homologar a nivel municipal la ley de atención a personas con trastorno del espectro autista. Licona Martínez expresó que se necesita que los funcionarios dejen de poner trabas a esta iniciativa y se informen más acerca de esta condición.