Política

"Fue una masacre en Orizaba"

noviembre 03, 2018

Protestas por muerte de dos profesionistas; llama el SNTE a un paro; seis policías detenidos

Flores y veladoras colocadas en forma de cruz permanecen en los sitios donde quedaron sin vida los hermanos Ernesto y Román Pérez González, mientras los elementos de la Policía Ministerial realizan pruebas periciales en la zona.

Los vecinos observan recelosos la escena del crimen, recuerdan el ensordecedor sonido de los balazos hace apenas algunas horas, caminan a paso rápido por la banqueta más alejada al lugar de los hechos, que está delimitada todavía con cintas amarillas.

El padre de los dos hermanos, el profesor Román Pérez Martínez, se encuentra sobrecogido por la tragedia pero decidido a que el hecho obtenga relevancia nacional y se haga justicia. Incluso, abandonó de momento la funeraria donde están siendo velados sus hijos, para responder al llamado del fiscal que lleva el caso.

"Me demostraron y me explicaron de dónde a dónde cómo dispararon los policías porque tienen ahí pues un rayo láser, no sé cómo hacen sus pruebas y mediciones y ya se están sacando por ahí, el mismo fiscal me dijo; ‘profesor, esto fue una masacre, fue un asesinato de sus hijos’", denunció.

Hasta el momento seis policías han sido detenidos, pero para él y su familia, todos deben responder por el crimen, hasta los mandos más altos.

"Aquí lo que nosotros estamos solicitando en nuestras mismas declaraciones que realizamos es que se investigué a quién se tenga que investigar, los policías involucrados y la presencia del señor Ramón Herebia en el lugar de los hechos, y que expliquen el motivo por el cual utilizó guantes de cirujano y obligaron a mi esposa a meterse a la casa y hayan realizado por ahí una posible manipulación de los cuerpos, serán las autoridades, yo no puedo determinar quién pero son las autoridades que correspondan a las que tendrán que citar a comparecer y se tendrá que demostrar la culpabilidad o inocencia de este señor", explicó.

La indignación de muchos ciudadanos de Orizaba ha quedado latente, algunos pasan y observan con pesar las coronas colocadas fuera de las instalaciones de la funeraria que se ubica en una de las principales calles de la ciudad. El tema es el principal tópico de plática entre muchos, incluso un señor se detuvo a expresar su pésame, a pesar de no haber conocido a los hermanos.

La primer movilización la organizaron miembros de diversas organizaciones sociales, que se reunieron en un café de la zona y de ahí, partieron caminando hasta las instalaciones del palacio Municipal.

En el sitio colgaron un moño blanco con manchas de pintura roja, simbolizando la sangre inocente que los policías derramaron la madrugada del jueves.

"Somos familiares de Román y de Ernesto, eran personas trabajadoras, a ellos les sembraron evidencia, las cosas no fueron así (...) nosotros lo que pedimos es justicia, que nos escuchen y que se haga justicia, ellos eran unas personas honorables", expresó Elsa Martínez, tía de los jóvenes.

El gremio magisterial se unió al llamado de justicia para la familia, y pretenden realizar una marcha el próximo 4 de noviembre.

Piden cárcel para Ramón Herebia y policías

Tras el asesinato de dos profesionistas la madrugada del jueves a manos de policías municipales, ciudadanos se manifestaron este día en la explanada del palacio Municipal en demanda de justicia.

Familiares y amigos de Román y Ernesto Pérez González llegaron este viernes hasta la sede de la administración municipal en la calle Colón para demandar un castigo ejemplar para los policías, así como la destitución y cárcel para el secretario de Gobernación, Ramón Herebia Hernández.

Y es que, señalan, no es la primera vez que Herebia Hernández se ve inmiscuido en hechos de este tipo, pues él es el jefe de los elementos policiacos que son responsabilizados de dar muerte a los dos jóvenes que nada tenían que ver con la delincuencia organizada.

Por su parte, el alcalde Igor Fidel Rojí López sostuvo una reunión con los padres de los profesionistas y al término señaló que la familia recibe todo el apoyo del ayuntamiento

orizabeño.

Sobre la situación de los seis policías detenidos, confirmó que este caso lo lleva la Fiscalía General del Estado (FGE) y será esta dependencia la que determine si hubo o no responsabilidad de los gendarmes.

Además, aseguró que este caso mancha drásticamente la imagen de la policía Municipal, misma que es un referente en la entidad jarocha.

"Obviamente estoy con ellos y esto está en manos de la Fiscalía, estuve ampliamente platicando con los padres y tienen mi apoyo absoluto, repito, el caso está en manos de la Fiscalía, nosotros tendremos que trabajar y en apoyar obviamente en las investigaciones, los padres de los jóvenes ya platicaron ampliamente conmigo y estoy totalmente en el apoyo de ellos".

Indignación, tristeza y coraje: SNTE

El secretario general de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Lázaro Medina Barragán, acompañado por integrantes del magisterio, se sumó a la pena que embarga a los padres de los profesionistas Román y Ernesto Pérez González, asesinados presuntamente por elementos de la policía Municipal de Orizaba, externándoles todo su apoyo, asimismo exigieron a las autoridades el inmediato esclarecimiento de este artero crimen.

El líder sindical reveló que con un paro de brazos caídos, la Sección 32 del SNTE expresará su solidaridad con el maestro Román Pérez Martínez y su esposa, además de hacer la exigencia de que se investigue hasta las últimas consecuencias la muerte de sus hijos a manos de la policía Municipal de Orizaba.

"Claro que estamos respaldado al profesor Román Pérez Martínez y a su esposa, estamos muy indignados igual que toda la sociedad, no podemos quedarnos callados, tenemos una mezcla de sentimientos de tristeza y de coraje", afirmó el dirigente sindical.

Puntualizó que a nombre de todos los maestros federales en el estado, los familiares de Ernesto y Román tendrán todo el apoyo. "Todo el magisterio en Veracruz exige que se esclarezca la muerte del profesor Román Pérez González y su hermano Ernesto, a manos de la policía Municipal de Orizaba".

Medina Barragán señaló que para el próximo lunes 5 de noviembre, se ha convocado a un paro de brazos caídos a nivel regional, para que todos los maestros paren labores en sus planteles escolares de la región, para exigir a las autoridades la correcta aplicación de la justicia.

"No podemos quedarnos callados, es una exigencia con una mezcla de sentimientos de tristeza y de coraje por lo que ocurrió, todo el pueblo de Orizaba y el de Veracruz, los educadores y los trabajadores de la educación estamos muy descontentos por el clima (de inseguridad) que hay en Veracruz y ya lo dijimos, ya lo expresamos, ya lo dijimos fuerte y lo dijimos despacio, lo dijimos por escrito y todo; y estos acontecimientos continúan. No podemos quedarnos callados, tenemos indignación, la postura de la Sección 32 es dar el apoyo a los padres y a los compañeros maestros, que sepan que estamos con ellos y que estamos indignados al igual que toda la sociedad", dijo.

Afirmó que el paro de brazos caídos que se llevará a cabo en los planteles escolares, a partir de las 10:00 horas, "se convocó a de manera regional, pero atrás de ellos estamos nosotros, la protesta será el próximo lunes a las 10:00 de la mañana a partir de la escuela donde trabajaba el maestro, va a ser una especie de inconformidad que vamos a mostrar una protesta de brazos caídos, no vamos a ofender ni nada, sólo queremos que sepan que todos estamos inconformes no tengo el dato exacto de cuántas escuelas van a participar, pero estamos exhortando a que todos los trabajadores de la educación se unan para que demuestren la inconformidad que tenemos y el coraje, la angustia y la pena", concluyó.