Economía

Tras el arribo de 350 mil barriles a Pajaritos rechazan que Pemex sea un importador neto

noviembre 03, 2018

Coatzacoalcos, Ver.- El barco SCF Prime, con bandera de Liberia, atracó en el puerto de Coatzacoalcos, transporta 350 mil barriles de petróleo que México compró a la empresa texana Phillips 66; esta es la primera importación de petróleo que ha realizado el país.

El jueves por la tarde arribó a los muelles de la terminal marítima Pajaritos un buque tanque procedente de Texas, el cual transporta petróleo crudo del tipo bakken que mandó a importar Pemex (Petróleos Mexicanos) para reactivar su refinería de Salina Cruz, en Oaxaca.

La caída en la producción de petróleo en el país ha generado que la empresa mexicana tenga que importar el crudo, lo cual es una acción sin precedentes.

La entrada de este barco por el canal de navegación del río Coatzacoalcos generó una gran expectación de la población, ya que representa la pérdida de la soberanía energética que tuvo México, de la cual esta ciudad fue testigo desde antes de la nacionalización de la industria.

Este es el primero de tres cargamentos que serán enviados a través de la red de ductos que van desde Pajaritos hasta la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, en un oleoducto de 240 kilómetros.

Cabe señalar que apenas se dio a conocer que la refinería de Minatitlán se encuentra paralizada totalmente desde el accidente que se presentó el pasado 9 de octubre.

Hasta el momento, sólo la refinería Salina Cruz, la más grande del país, está produciendo derivados refinados.

De acuerdos con los datos de Pemex, el sistema mexicano de refinación produjo 789 mil 500 barriles por día (bpd) de productos derivados, lo que representa la mitad de la capacidad que tienen sus instalaciones.

Fluvio Ruiz Alarcón rechaza crisis en el sector

La compra de un millón 400 mil barriles de crudo ligero realizada por Pemex no convierte al país en un importador neto de combustóleo, afirmó el ex consejero profesional de Petróleos Mexicanos, Fluvio Ruiz Alarcón.

En entrevista, el especialista consideró que la compra del hidrocarburo no es para alarmarse, pues recordó que las exportaciones continúan y precisó que el producto adquirido será mezclado para cumplir con las especificaciones de las refinerías.

"No es para alarmar, yo diría, como ya anunció el presidente electo; [debemos que] reforzar los esfuerzos que se hacen en materia de exploración, primero, y de perforación, después, para lograr obtener una mayor cantidad de crudo ligero, que es lo que nos está haciendo falta para tener la calidad adecuada conforme al diseño de nuestras refinerías", expresó.

Ruiz Alarcón refirió que México no importaba crudo desde hace 44 años, pues el país había sido autosuficiente, y recalcó que el cargamento que llegó a la terminal de Pajaritos equivale al consumo interno durante un día.

Además, el ex consejero de Pemex consideró que esta situación no se compara con el desabasto de gas natural y apuntó que debería de haber un ajuste al régimen fiscal de este insumo.

"Así como hay una diferenciación entre contratistas y asignatarios porque los regímenes fiscales se van contrato por contrato, también habría que hacer una separación en la Ley de Ingresos sobre hidrocarburos entre el régimen fiscal del petróleo crudo y del gas natural, que están en un mismo artículo y están sujetos a condiciones similares. La idea sería que pudiera establecerse que las regalías que se deben pagar se hagan sólo cuando los precios anden en rangos superiores a los cinco dólares el millón de btu, y que se pudiera, como se permite parcialmente a los contratistas, que en el caso del ganas natural Pemex pudiera tener la recuperación de costos", manifestó.