Sociedad y Justicia

"Urge invertir en tomas de agua para abasto antes que en presas"

noviembre 03, 2018

En lugar de gastar los millones de pesos que actualmente son utilizados en la construcción de presas de almacenamiento, el capital debe reorientarse a construir tomas de agua en las zonas de regulación de los ríos, estos sitios se encuentran a pocos kilómetros de distancia de las desembocaduras y urge ubicar mediante estudios los sitios de toma de agua dulce o con la más mínima salobridad posible, dijo René Belin Capitaine, presidente de la asociación civil Modelo Hidráulico para la Cuenca Baja del Río Nautla-Bobos.

Desde Modelo Hidráulico para la Cuenca Baja del Río Nautla-Bobos, tienen una propuesta denominada "Agua de por vida para las ciudades", mediante tomas de agua dulce de la zona de regulación en las cuencas y con ello se podría dar solución al abasto de agua, sin causar los diversos daños que se originan con las presas y los trasvases.

Lo más importante es que, señala Belín Capitaine, la toma de agua dulce en las zonas de regulación, no causa desequilibrios al río y su cuenca, ni ecológicos, ni hidráulicos, ello se debe a que de los sitios de toma, a las desembocaduras, el desnivel del caudal es nulo o mínimo de apenas unos cuentos centímetros. Por consiguiente, el nivel freático y de caudal no desciende, debido a que predomina el nivel del mar, que lo sostiene indefinidamente e inagotablemente con la llenante del mar.

Así en lugar de construir presas se debe, dijo, construir tomas de agua en las zonas de regulación de los ríos, estos sitios se encuentran a pocos kilómetros de distancia de las desembocaduras.

Ubicar mediante estudios los sitios de toma de agua dulce o con la más mínima salobridad posible; considerando que el agua de mar se mantiene abajo por ser más pesada que la dulce, es necesario que la toma sea mediante un sistema flotante que permita tomar solo el agua de arriba, para garantizar aún más que la succión sea sólo de agua dulce. Para lograr que esto último sea óptimo, el agua deberá de extraerse sólo durante las 12 horas de la vaciante del agua del río al mar. Entre otras obras y acciones se podrían hacer en lugar de las presas que causarían daños.