Municipios

Da a conocer Cruz Roja cifras de elevada inseguridad en Córdoba

noviembre 01, 2018

Córdoba, Ver.- A dos meses de terminar el año, Córdoba sigue a la alza en temas de violencia al cerrar el décimo mes con 103 atenciones, sólo 10 menos que todo el 2017.

Jorge García Pérez, director de la Cruz Roja, lamentó la situación de inseguridad que se ha dado en la zona, ya que cada año va en aumento, rebasando las cifras del año atrás.

Sin embargo, el dato interesante es que al menos el 80 por ciento de las atenciones de alto riesgo o por arma de fuego fueron dentro de la ciudad, el resto se dispersó en la región, aun cuando siempre se ha considerado a los municipios aledaños como peligrosos.

Asimismo, reveló que casi el 90 por ciento de quienes son atacados, son varones que oscilan en una edad de los 17 a los 40 años, es decir, son personas en edad productiva.

García Pérez señaló que la mayoría de los ejecutados dentro de la ciudad han sido atacados con arma corta, en el resto de la región con armas largas.

Para el entrevistado, ante los números y la época, es claro que las cifras quedarán rebasadas por mucho a finales de este año, pues la diferencia entre diez meses del 2018 y todo el 2017 son sólo diez situaciones de riesgo.

Más de 20 cuerpos, sin identificar en panteón de Córdoba

Al menos 20 cuerpos sin reconocer alberga el panteón municipal de Córdoba, no obstante, todos se encuentran clasificados por parte Procuraduría (PGR) a petición de los colectivos y como parte del proceso de identificación.

Miguel Ángel García Pitol, encargado de panteones municipales, señaló, que en Córdoba no se cuenta con un apartado de fosa común, no obstante, se buscan espacios a personas no identificadas que después de un tiempo de estar en el Servicio Médico Forense (Semefo) son trasladados al campo santo en donde de entierran plenamente clasificados.

Explicó que cuando un cuerpo se clasifica como desconocido, se envía al anfiteatro que maneja una funeraria particular, puesto que en Córdoba no se cuenta con ninguno.

Después de determinado tiempo, se traslada al panteón, en donde se les busca un espacio y se les coloca una placa como "desconocido", mientras que en su interior, autoridades colocan algunos documentos también, en caso de que haya pruebas de ADN. "En realidad nosotros no tenemos una fosa común, se hacen fosas individuales que nosotros vamos encontrando en determinado sector y ahí se van sepultando".

García Pitol recordó que el año anterior arribó personal de la Procuraduría General de la República que hizo una exhumación de todos los cadáveres para sacar muestra ser ADN y hacer una identificación en relación a los expedientes que ellos tienen.

Actualmente, en los refrigeradores de la funeraria particular, dijo, tienen alrededor de 80 cuerpos que esperan a ser identificados y que en determinado tiempo serán removidos hacia el panteón o el municipio en donde fueron hallados.

Por su parte, en el panteón municipal han excavado 28 fosas en donde se encuentran cuerpos no identificados y portan datos clave en caso de que sean reclamados.

Por el momento, se desconoce cuándo podría volver personal de la Fiscalía a tomar otras muestras de ADN, ya que esto se hace especialmente, en base a petición de los colectivos.