Política

Transición amañada: cambia el Contralor de última hora reglas para dejar adeudos

octubre 31, 2018

A menos de 48 horas para iniciar el proceso de entrega-recepción, el contralor general del Estado, Ramón Figuerola Piñera modificó los lineamientos bajo los cuales se debe regir el proceso de transición, con la finalidad de poder dejar en ceros las cuentas bancarias, deslindarse de responsabilidades por cualquier mal uso de recursos y de paso heredar deudas de obras y servicios fantasma.

A través de un acuerdo publicado en un número extraordinario de la Gaceta Oficial del estado, el contralor prácticamente modificó parte esencial de la transición, al dar como válidos todos los pasivos que existan en todas las dependencias y de paso, poder reintegrar los recursos a la Tesorería de la Federación de los fondos federales no aplicados durante el actual gobierno estatal.

En cuanto a los pasivos, se advierte que si no existiera documentos como facturas para dar como válidas las deudas, de todas formas se incluirá y bastará con que lo firme un funcionario del gobierno saliente.

Originalmente el lineamiento exigía que cualquier pasivo a heredar debía quedar registrado a más tardar el 31 de agosto, pero ahora, el gobierno yunista abre la posibilidad de endilgar cualquier tipo de deuda, como en su momento lo hizo Javier Duarte de Ochoa.

En el artículo 65 de los Lineamientos para el Proceso de la Entrega-Recepción del Poder Ejecutivo, se estableció "los titulares de las unidades informarán a la Secretaría de Finanzas y Planeación, el resultado final del ejercicio de los recursos de programas por convenios federales con principio de anualidad. Los recursos no comprometidos o devengados deberán reintegrarse en términos de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios".

Con tal medida, se busca dejar en ceros las cuentas bancarias al próximo gobierno que encabezará Cuitláhuac García Jiménez, al devolver los recursos no ejercidos, lo cual normalmente se hace durante el mes de enero, al vencer el ejercicio fiscal.

Otra situación que fue modificada es que cualquier irregularidad que se presente en alguna dependencia, la responsabilidad recaerá en manos de quien haya firmado el acta de entrega, como del funcionario que firmó de recibido. De esta forma, se busca proteger a los funcionarios yunistas y dejar como responsables a funcionarios menores que estarán a cargo del proceso de entrega-recepción.