Política

Álamo bajo el agua

octubre 22, 2018

Álamo, Ver.- Por la tarde del domingo, personal del Ejército Mexicano implementaba el Plan DN-III-E; el panorama era ya desolador en la cabecera municipal, históricamente afectada por los desbordamientos del río Pantepec. Más de 10 años han pasado desde la promulgación de la Ley Estatal de Protección Civil, sin que hasta el momento haya mostrado efectividad en la prevención, limitándose a las acciones de reacción.

Pasada la media noche, personal de Protección Civil del municipio de Álamo-Temapache recorría las colonias y monitoreaba el nivel del río Pantepec, el cual registraba un incremento de escasos 70 centímetros sobre su nivel normal. Para las ocho de la mañana había inundado gran parte de la ciudad, en algunas colonias el nivel del agua alcanzó 3 metros de altura por encima de la calle.

La misma situación ocurrió en Tuxpan, donde PC Municipal, cerca de la una de la mañana, reportaba que no había calles inundadas, aunque medios de comunicación locales difundían ya los primeros encharcamientos.

El municipio de Álamo ha sufrido históricamente por inundaciones, el río Pantepec (Tuxpan) es considerado de respuesta rápida, por lo que su nivel se incrementa en cuestión de horas. En 1999 se registró una de las peores tragedias por este motivo; en 2017 un menor de dos años perdió la vida cuando su madre intentó cruzar un puente y fue arrastrada por la corriente.

Desde el 14 de octubre se implementó la alerta gris ante el pronóstico de precipitaciones que traería consigo el frente frío numero 6; es decir, la Secretaría de Protección Civil y las oficinas municipales tuvieron seis días para prevenir a la población y establecer estrategias para la evacuación de las partes bajas ante el riesgo de desbordamientos.

Sin embargo, gran parte de la población se encontraba durmiendo cuando cerca de las cuatro de la mañana llegó el golpe de agua. Pocas familias tuvieron oportunidad de evacuar sus viviendas, por lo que muchos, ya entrada la tarde, continuaban resguardadas en los techos, en espera de ayuda.

Protección Civil ha sido un área en la que, a pesar de contar con una ley ex profeso, se ha puesto especial cuidado. Cada administración municipal que llega trae consigo a nuevo personal, en la mayoría de las ocasiones con formación ajena al tema, que aprenden sobre la marcha, pero que al final de la gestión, cuando lograron cierto conocimiento, son relevados del cargo, repitiéndose las historia.

Lo mismo sucede a nivel estatal, como lo refiere el investigador Adalberto Tejeda Martínez, en el libro "Veracruz, una alternancia fallida", editado por La Jornada Veracruz. En el texto refiere que pocos han sido los gobiernos que han puesto interés, Primero con Rafael Hernández Ochoa y después con Patricio Chirinos.

No obstante, con Miguel Alemán hubo un retroceso al eliminar el Servicio Meteorológico y Climatológico. No fue sino hasta el final de la administración de Fidel Herrera que se rescata esta área y pasa a ser una Secretaría, es también en esta que se crea la Ley Estatal de Protección Civil. La gestión de Javier Duarte continuó con esta inercia, lo cual ya no bastó en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, que poco o nada logró hacer en un bienio.

Cabe mencionar que en 2005 se implementó en Fideicomiso Público del Agua, Bosques y Cuencas (ABC), creado mediante decreto en la Gaceta Oficial número 189, el cual estaba dirigido a atender las cuencas hidrológicas de Veracruz y que tan solo durante el periodo 2010 a 2017 recaudó 17 millones 588 mil 767.55 pesos a través de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), de los cuales no se da cuenta de su aplicación.

Así, aunque se cuenten con leyes y reglamentos, Atlas de Riesgo que deberían actualizarse de manera continua y se reciban fondos millonarios, siempre será más redituable monetizar la tragedia, incluir a los municipios afectados en las largas listas del Fonden, antes de invertir en una verdadera estrategia de prevención de desastres, tarea que quedará en el siguiente gobierno que encabezará Cuitláhuac García Jiménez para evitar que se siga repitiendo esta historia con cada temporada de lluvias.

Esperan inundaciones en el sur

Las fuertes precipitaciones que se han registrado por el frente frío número 11 en el sur de la entidad Veracruzana, elevaron los niveles de los ríos y en las próximas 48 horas se espera un escurrimiento de agua que inundará la zona urbana de los municipios de Minatitlan e Hidalgotitlan; los comerciantes empezaron a evacuar las áreas cercanas al río Coatzacoalcos.

El escurrimiento de agua, o riada, ha crecido el Río Coatzacoalcos y en la estación de Las Perlas ya ha llegado por encima de los 11 metros por encima de su nivel crítico. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Protección Civil (SPC), el nivel del río Coatzacoalcos, en su estación de Hidalgotitlán, registró nivel de 5.91 metros, esto es, 81 centímetros por arriba de su Nivel de Aguas Máximas Ordinarias (NAMO). En su estación de Minatitlán, tuvo un nivel de 1.48 metros, esto es, 2 centímetros por abajo de su NAMO.

Carlos Alberto Montes Rodríguez, enlace regional de la SPC, señalo que la avenida de este río afecta las localidades ribereñas a de los municipios de Jesús Carranza, Hidalgotitlán, Texistepec, Jáltipan, Cosoleacaque, Minatitlán y hasta su desembocadura al Golfo de México. Durante el fin de semana, en el Hidalgotitlán tienen 20 comunidades con agua adentro de sus viviendas y algunas parcialmente incomunicada, en Jesús Carranza son siete comunidades afectadas por inundación, Texistepec nueve y en Jáltipan tres.

En algunos lugares los pozos artesianos ya están contaminados, por lo que la Jurisdicción Sanitaria Número 11 una vez pasada la emergencia deberá sanearlos. Por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se instalan plantas potabilizadoras, dos para Hidalgotitlán, dos para Texistepec, dos para Jesús Carranza y dos para Jáltipan.

En Minatitlán, se informó que suman 102 comunidades afectadas por las crecidas de los ríos Coatzacoalcos, Uxpanapa y Coachapa, y las próximas horas serán las críticas, ya que empezará también a inundarse la zona urbana de este municipio. El director de Protección Civil municipal de Minatitlán, Guillermo Sánchez Urbina, dio a conocer que estas comunidades conocen el procedimiento en cada emergencia y muchas de ellas han emigrado a las zonas altas o se trasladaron a los refugios.

Víctor Hugo Silva, representante de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Atención a Emergencias, informó que comenzarán a instalar costalillas en casi 2 kilómetros de la zona baja del centro de Minatitlán para contener el agua que se filtra del río Coatzacoalcos. Agregó que ya se encuentran en el municipio bombas Thompson y camiones especiales tipo Vactor para expulsar el agua que se ha filtrado por las alcantarillas, inundando el malecón costero.

La actividad comercial en la calle Francisco I. Madero, Ignacio Aldama, Amelia Riveroll Xicotencátl, se paralizó debido al ingreso del agua a través del drenaje y los comerciantes ya empezaron a sacar sus mercancías. En Coatzacoalcos las afectaciones han sido menores por la creciente de los ríos, sin embargo, las precipitaciones si han saturado todos los canales y los drenajes, pero al cabo de unas horas, han comenzado a desfogar.

David Esponda Cruz, director de Protección Civil en Coatzacoalcos, informó que hasta el momento no se han reportado afectaciones severas en el municipio y los niveles de los ríos, se mantienen debajo de su nivel crítico. El consejo municipal de Protección civil se mantiene en alerta, pero no hay afectaciones en la cabecera ni en las congregaciones.