Sociedad y Justicia

Exigen Iglesia y Frente por la Familia a AMLO detener despenalización de aborto

octubre 22, 2018

Orizaba, Ver.- La jerarquía católica exigió a López Obrador detener los intentos despenalizadores del aborto y arremetieron contra Olga Sánchez Cordero, a quien además de señalarla como promotora de "la cultura de la muerte", advirtieron que con ella se resucitan "políticas de un estado fascista". Asimismo, afirmaron que "millones de mexicanos rechazamos la legalización del aborto" y de paso respaldaron las movilizaciones del Frente Nacional por la Familia.

En un comunicado difundido por la Diócesis de Orizaba, pero firmado por el Frente Nacional por la Familia, se fija la postura tras la marcha antiaborto y de entrada refrenda su respaldo a este movimiento.

"Hoy el corazón de México está vivo, latiendo con mucha fuerza y esperanza. Hoy nos reunimos cientos de miles de ciudadanos en todo el país. ¡La Ola Celeste llegó a México está aquí y estoy seguro que gracias a nosotros latirán miles de corazones!", se señala.

No obstante, el documento reconoce que hay un rechazo a este movimiento social, "muchos quieren desprestigiar a La Ola Celeste, pero no lo lograrán, porque sigue creciendo, creciendo para salvar las dos vidas, la de millones de mamás y millones de niñas y niños mexicanos por nacer. Hoy nos movilizamos porque el derecho a la vida y la institución de la familia se encuentran con amenazas nunca vistas en México. Nuevos legisladores y futuros funcionarios del gobierno federal quieren imponer la cultura de la muerte en nuestro país".

En el texto arremeten contra quien será la próxima secretaria de Gobernación con López Obrador, "su agenda particular –fustigan– es una muestra de lo que quieren para México: promoción de las drogas para los jóvenes, legalización del aborto, eutanasia para adultos mayores, restricción del derecho a la educación de los padres de familia y menoscabo de las libertades de conciencia y religión. No queremos que nos impongan estilos de vida particulares, la agenda de Olga Sánchez Cordero no representa las verdaderas necesidades de las mujeres de este país.

"El derecho a la vida es un derecho fundamental reconocido en México y el mundo, desconocerlo significa menoscabar el estado de derecho y el sentido fundamental de la justicia. El progreso debe estar fundado en el respeto a los derechos humanos, de otra forma regresaremos a los gobiernos totalitarios, donde en aras de un supuesto progreso donde grupos radicales pro aborto deciden quién debe vivir y quién no. Esto nos lleva a un retroceso como sociedad".

Continúa: "El aborto es una puerta falsa donde todos pierden: pierden la mujer y el bebé que lleva en su vientre, la pareja y la sociedad. El aborto no representa ninguna liberación de la mujer. En realidad, en el aborto se le deja todo el peso a la mujer, fomentando la irresponsabilidad del hombre. El aborto promueve el machismo, fomentando una cultura individualista de irresponsabilidad y de instrumentalización".

Asimismo, se reafirma: "Que quede claro, estamos en contra de criminalizar a la mujer que se encuentra en una situación vulnerable. Lo que queremos es defender y proteger a las mujeres que se encuentran ante un embarazo inesperado, para que puedan contar con los apoyos necesarios que les permitan salir adelante. Lo que queremos es defender a los más pequeños e inocentes; queremos defender el derecho a la vida, del cual se desprenden todos los demás derechos que son básicos para la convivencia y para una sociedad que quiere vivir en paz".

No hay aborto seguro, se puntualiza "porque se mata a un inocente y porque la mujer que comete un aborto asume riesgos físicos mucho mayores que en un parto, además de que sufre consecuencias psicológicas. No engañen a las mujeres con ideologías que las orillan a un falso derecho a decidir sobre el cuerpo de un inocente; mejor ofrezcamos y garanticemos mejoras en salud, educación y trabajo".

"Junto con la amenaza a la vida, queremos hoy también advertir una nueva iniciativa de ley contra el derecho de los padres a educar a sus hijos. Esta iniciativa ha sido interpuesta por algunos legisladores de Morena. Se trata de una ley que impide solicitar ayuda a profesionales si un hijo requiere orientación sobre su identidad sexual. La iniciativa pretende castigar hasta con seis años de cárcel a quien preste ayuda a los menores de edad. Lo que en realidad busca esta iniciativa, es imponer la ideología de género a los niños y jóvenes y sancionar a quien se ponga a esa ideología, al no estar de acuerdo con sus postulados".

Esta ley, que se considera, "propia de un Estado fascista, preguntamos a los legisladores y futuros gobernantes: ¿‘Morena y su gobierno plantearán amnistía para los criminales y cárcel para los padres de familia y profesionistas? ¿Esa es la paz y la conciliación de la que hablan? Ante todo ello, hacemos un llamado respetuoso a los legisladores para que promuevan iniciativas a favor de México, a favor la vida, a favor del derecho de los padres a educar a sus hijos y a favor de las libertades de expresión, de conciencia y de religión".

Les pedimos que construyan, junto con la sociedad civil, políticas públicas con perspectiva de familia que apoyen a las mujeres y a las familias mexicanas frente a las adversidades que puedan tener. Hacemos un llamado a jueces y magistrados para que respeten la división de poderes y no pretendan, como en el estado de Veracruz, legislar a espaldas de sus funciones y del orden constitucional, ya que la tarea de legislar sólo compete al Poder Legislativo, se precisa.

Asimismo exhortan al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, "a que escuche al pueblo. Escuche a millones de mexicanos que queremos que en México se celebre la vida, se proteja a la mujer y se defienda a la familia. No permita que minorías ideologizadas impongan una agenda que atenta contra la soberanía nacional y el auténtico desarrollo de nuestro país. ¡No hay futuro sin niños! ¡No hay progreso si se ataca el valor de la maternidad! ¡No hay paz si se genera violencia desde el vientre materno!"

"Señor presidente, hace unos días conmemoramos el 2 de Octubre. En todo el país retumbó el grito ‘¡Nunca más! ¡Nunca más queremos crímenes de Estado contra los inocentes! ¡Nunca más queremos que el Estado atente contra la libertad de conciencia!’ Hoy algunos de los legisladores de su partido y funcionarios de su futuro gobierno quieren imponer leyes para crear un Estado represor que propaga la cultura de la muerte. Deseamos que su gobierno, próximo a iniciar, sea recordado como un gobierno de conciliación, no de polarización; un gobierno de esperanza, no de muerte; un gobierno de justicia, no de atropello de las libertades", concluye.