Política

Presupuestó y usó Sefiplan en 2017 más de 6.4 mmdp correspondientes a Salud

octubre 21, 2018

Durante 2017, la Secretaría de Finanzas y Planeación manejó 6 mil 463 millones que correspondían a los Servicios de Salud y no presentó evidencia documental sobre la utilización de tales montos.

A la par, la Secretaría de Salud no proporcionó el archivo electrónico de los comprobantes fiscales digitales por internet (CFD) con los cuales adquirió bienes y servicios.

Por tal razón, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) observó tal situación dentro del Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2017 en la Secretaría de Salud en el que incluso se reportan violaciones al Código Fiscal de la Federación.

Conforme a la observación número FP-025/2017/006 ADM, se establece que de la revisión al capítulo de Servicios Generales, la Secretaría de Salud incumplió con mostrar los comprobantes fiscales para acreditar el gasto con los proveedores.

Contabilidad Gubernamental; 29 primer y último párrafo y 29-A del Código fiscal de la Federación; 272 del Código Financiero para el Estado de Veracruz; Capítulo 2.7. de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet o Factura Electrónica de la Resolución Miscelánea fiscal para el ejercicio 2017, publicado en el Diario Oficial de la Federación.

También resalta la observación número FP-025/2017/007 ADM la que indica que, derivado del análisis a las partidas presupuestarias utilizadas por la Secretaría de Salud y que se reflejan en sus estados financieros al 31 de diciembre de 2017, se detectaron registros por transferencias operadas directamente por Sefiplan en el capítulo 4000 "Transferencias, Asignaciones, Subsidios y otras ayudas" por un monto de 6 mil 463 millones 116 mil 797 pesos con 74 centavos.

Dichos recursos debían ser manejados directamente por los Servicios de Salud, pero fueron presupuestados y aplicados directamente por Finanzas y Planeación.

Debido a ello, los Servicios de Salud de Veracruz no presentaron evidencia documental de la integración de los expedientes con el soporte documental que justifique dichos registros; asimismo, no se tiene evidencia de que se encuentren pagados.

Esta irregularidad se presentó a lo largo de todo el año con las 59 disposiciones de los recursos que debió haber manejado de manera directa la Secretaría de Salud, pero quedó en manos de la Sefiplan utilizarlos sin comprobación alguna.