Municipios

Incapaz, la Policía Federal de contener asaltos en límites de Puebla y Veracruz

octubre 19, 2018

Orizaba, Ver.- Con el operativo Escalón Puebla-Veracruz la Policía Federal reconoció su fracaso para contener la ola de robos que se registran en las carreteras colindantes de Veracruz con Puebla. Prefirió dejar de lado la detención de los responsables, a los que se presume tiene identificados, para organizar caravanas de vehículos que serán custodiados por patrullas de la corporación para evitar que sean asaltados. Esta estrategia será nocturna e incluirá a todos los vehículos que asciendan o desciendan en las cumbres de Maltrata.

De acuerdo con el manual operativo con el cual se trabajará, se tiene como objetivo principal, "mantener el orden, garantizar la seguridad pública y prevenir la comisión de delitos al autotransporte federal, sus servicios auxiliares y transporte privado, en las zona terrestres de las vías generales de comunicación de jurisdicción federal en los estados de Puebla y Veracruz"

El mismo documento reconoce el incremento de hechos delictivos, en los que se incluye la instalación de falsos retenes a lo largo de este tramo comprendido entre Maltrata, Veracruz y Esperanza, Puebla.

"(Como consecuencia) del incremento (…) del delito de robo del autotransporte en los estados de Puebla y Veracruz, ruta 150 D, carretera número 1710 México-Puebla, y carretera número 2100 Puebla-Córdoba, es necesario prevenir su comisión mediante monitoreo y traslados controlados en los servicios de autotransporte federal, sus servicios auxiliares y transporte privado, así como garantizar el tránsito seguro de personas durante su trayecto en carreteras de jurisdicción federal por esos estados".

Según el manual, los automovilistas deben ajustarse a determinadas reglas. De inicio, el horario será únicamente nocturno, "se implementará de las 20:00 a las 08:00 horas a partir del 17 de octubre de 2018 y hasta nueva orden. Durante ese horario y de acuerdo con las necesidades del servicio, se brindará cada tres horas a los vehículos del servicio de autotransporte federal, sus servicios auxiliares y transporte privado en su trayecto de origen a destino; se establecerán mecanismos de coordinación permanente entre los coordinadores estatales de Puebla y Veracruz".

Asimismo, en coordinación con los encargados de los Grupos de Atención Especializado al Transporte (GAET) y Grupos de Antidelitos y Antiasaltos, "se implementan estrategias y dispositivos de supervisión, inspección, verificación, seguridad y vigilancia correspondientes, en el horario indicado, en caso de alguna contingencia o hecho relevante se informará de manera inmediata en tiempo real, siguiendo la linealidad de mando".

Este operativo también se aplicará en la autopista entre Córdoba y La Tinaja debido al incremento de los delitos en carretera, "el punto de inicio para que los permisionarios de los servicios de autotransporte federal, sus servicios auxiliares y transporte privado, que requieren traslados controlados y monitoreo, durante su trayecto por los estados de Puebla y Veracruz y viceversa, será el kilómetro 91 en la estación Zaragoza del municipio de San Martin Texmelucan; asimismo, para el trayecto de Veracruz a Puebla, el punto de inicio será el kilómetro 30 de la carretera Córdoba-La Tinaja, en el municipio de Carrillo Puerto, Veracruz".

Pero además, habrá puntos de relevo, según se confirma, "será el kilómetro 237 de la carretera Puebla-Córdoba en el municipio de Maltrata, en el lugar conocido como La Estancia.

Además, se creará un grupo de comunicación a través de la aplicación WhatsApp, "en donde se mantenga comunicación directa y en tiempo real con las empresas transportistas para verificar algún reporte de robo o asalto y/o el requerimiento del servicio de custodia y protección de sus vehículos. A dicho grupo deberán de integrarse los coordinadores estatales de Puebla y Veracruz, a través de ese medio de comunicación, las cámaras y Asociaciones del Transporte darán aviso a la autoridad sobre la inscripción y/o incorporación de vehículos que requieran durante su trayecto por los Estados de Puebla y Veracruz".

En la zona limítrofe de Veracruz con Puebla, tras el desmantelamiento de los asaltos a trenes en el mismo tramo, los asaltos en carretera se incrementaron a tal grado de que incluso los delincuentes montan retenes falsos con los que obligan a los automovilistas a detenerse para asaltarlos.

Al principio, los asaltos se perpetraban contra camiones de carga, incluidos tráileres. Sin embargo, ahora ni autobuses de pasajeros y mucho menos automóviles particulares se salvan. Hay una serie de reportes de vehículos que han sido atacados ya sea a balazos o bien con piedras para obligarlos a que se detengan y asaltarlos.

Hoy con este operativo que inició este miércoles se trata de proteger a los automovilistas, más no se resuelve el problema.