Política

Ahued, si ya lo conocían para que lo invitan

octubre 17, 2018

Mayúsculos descalabros sufrirá el próximo presidente de los Estados Unidos Mexicanos,

Andrés Manuel López Obrador, con el cúmulo de sanguijuelas que se le han arrimado y que se les

ha cobijado sin ninguna criba, como, por ejemplo conocer su origen, procedencia y menos su

conducta y malas mañas para que colaboren y el caso elocuente se tiene con Ricardo Ahued que,

de la noche a la mañana, se le ubica como candidato al senado de la República, proviniendo de

un partido que es la causa, de lo causado :su derrota más espeluznante .

Pero como se dice y se dice bien, si ya lo conocían para que lo invitan pues, con el pretexto de

ser promisorio empresario- por aquello que son honestos, no voraces y rapaces como los

identificó en su momento López Obrador- se le coloca, por encima de la militancia priista, en

cargos de primer nivel, como presidente municipal de Jalapa, diputado federal y local y ahora, sin

ningún rubor, senador de la República, y con esos méritos no que algo positivo se produzca en la

cuarta transformación del país que se avecina.

Si se aplicara la mínima criba en la selección de candidatos, Ahued debería estar en prisión

por lo menos, por su omisión como diputado federal y local en los grandes actos de corrupción

cometidos en los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán o Javier Duarte de Ochoa, porque no tan solo

fue cómplices o complaciente al no denunciar lo que todos conocían y, en el último tiro del

régimen anterior, aprobó todo lo que se le envió a la legislatura y al final,- se dice que por la

intervención de Yunez Linares que lo presionó- ya no quiso seguir siendo parte de esa cauda de

bandidos que saquearon al Estado.

De ahí que, no nos asombremos que pueda ser esquirol del gobernador Yunez para

emprenderla contra el presidente Municipal de Jalapa, que a ojos vista, ha estado presionado para

que haga el ridículo en el ejercicio de la administración, sin olvidar, por supuesto, que para ello no

se necesita mucho, pues solo con verle la cara es suficiente para que las cosas le salgan mal, sin

embargo, concediéndole el beneficio de la duda, esperemos que agarre el ritmo para que le caiga

el veinte y entonces, la capital encuentre su camino.

No es solo la honradez lo que se exige y debe exigirse en el ejercicio de la función pública,

también se requiere viveza, intuición, porque un papanatas no sirve para nada y en lugar de

alcanzar éxitos, sus derrotas se multiplican y si no se quiere que estos actos políticos pasen como

la flor de loto, debe exigirse que se cumpla con las promesas que se hicieron.

Sin embargo, la actitud de Ahued, en lugar de demostrar solidaridad y apoyo para el

alcalde , viene a echarle más sal a la herida, habida cuenta que con un gobernador como este

que se va, sumamente herido porque no logró – por su incapacidad política y falta de prudencia

y de decencia-hacer que su hijo pudiera heredar el trono estatal, es decir, la soberbia y la

arrogancia, son malas consejeras y la prueba está de manera elocuente, esto, se tendrá que buscar

otro refugio porque sin duda, el horno no estará para bollos .

El partido Morena, debe tener una lista de quienes, en su momento tenían la esperanza de

alcanzar un cambio y obviamente, Ahued no está ahí, por lo mismo es tiempo de acotarlo, de otra

suerte, si ya traicionó al partido que le dio tanto, no creo que la vergüenza adquirida en el

servilismo más abyecto del que formó parte, le sirva para mucho en las grandes transformaciones

que presagia venga, por el bien de país.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1