Municipios

Indígenas, en defensa de sus territorios

octubre 17, 2018

Explotación del petróleo acaba con riquezas naturales; exigen pago por derrame de nafta

Papantla, Ver.- Movimientos como el surgido en la comunidad Insurgentes Socialistas obedecen a una necesidad de los pueblos indígenas por defender su territorio, de actuar en contra de agresiones externas que atentan contra su modo de vida y no simplemente como actos en contra del gobierno.

De acuerdo con Francisco López Bárcenas, investigador del Colegio de San Luis, la región del Totonacapan ha recibido un impacto histórico por parte de la industria petrolera, atentando contra el medio ambiente, las costumbres y el

territorio.

Estos proyectos van de acuerdo con los intereses coyunturales del capitalismo y buscan generar ganancias rápidas, con el menor costo posibles, sin mirar las afectaciones y violando los derechos de las sociedades, especialmente de los pueblos indígenas, como ha ocurrido en la comunidad de Emiliano Zapata, donde contínuamente se registran derrames de hidrocarburo así como la presencia de una central de turbinas y un quemador, han generado protestas contra Pemex.

Pero además, esta región se ha visto afectada por la presencia del crimen organizado, acompañando esta actividad industrial, pero que ahora atenta contra las familias dentro de las comunidades.

Refiere la existencia de estudios que relacionan a las empresas, los gobiernos y el crimen organizado en una sinergia en las zonas donde se desarrollan los proyectos extractivistas, al grado de que los grupos delincuenciales se han logrado diversificar en sus actividades, más allá del trasiego de droga, incursionando en la política, por citar un ejemplo, como ha ocurrido en Michoacán o en los estados del norte.

La respuesta entonces de las comunidades es defenderse de estos actores externos, pero no porque estén en contra del gobierno o pretendan enfrentarse a los grupos criminales, sino que se trata de una respuesta natural para tratar de protegerse.

Exigen en Nanchital pago por daños ocasionados por derrame de petróleo

Después de 11 días del derrame de crudo en Nanchital, diputados locales exigieron resolver el ecocidio en la zona, pues las lluvias generadas en los últimos días ampliaron el radio de la contaminación en más de siete kilómetros, afectando el arroyo Tepeyac y el río Coatzacoalcos.

En la sesión de la diputación permanente, legisladores de Morena y del PAN, alertaron sobre las necesidades entre los pobladores, pues la llegada del hidrocarburo a importantes afluentes va a generar desempleo y mortandad de peces, lo que tendrá un impacto negativo entre los pescadores.

"El incidente, según Petróleos Mexicanos, se produjo por actos vandálicos en un ducto de Pemex Transformación Industrial, que cruza un rancho en la colonia Los Foquitos, sin embargo, con las lluvias de los últimos días el combustible escurrió", afirmó la diputada de Morena, Rocío Pérez.

El derrame, dijo, es una tragedia incalculable entre la flora y la fauna, no sólo son peces y aves, recientemente se localizó un cocodrilo, lo que pone en evidencia el grave impacto ambiental de la contaminación generada por el hidrocarburo.

"Si no existe la reparación del daño, muchas personas perderán su fuente de ingresos. El tema debe y debió tratarse con urgencia, es un ecocidio", concluyó.