Política

Ocuparon alcaldes recursos para atender pobreza en otros rubros, revela el Orfis

octubre 12, 2018

A Pesar del alto grado de marginación y pobreza que prevalece en Veracruz, los presidentes municipales insisten en destinar los recursos de combate a la pobreza en la pavimentación de calles, construcción de guarniciones y banquetas. De cada 100 pesos que se destina para abatir el rezago 18.4 pesos se van obras de relumbrón, que más tarde se pueden capitalizar en votos.

El Informe especial Pobreza y Rezago Social del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) exhibe a las autoridades municipales, pues del presupuesto anual sólo se destina .24 por ciento, menos del uno por ciento, en acciones en regiones de alta y muy alta marginación.

Detalla que en 2017, los 212 municipios destinaron 13 mil 162 millones de pesos de fondos federales en 22 programas locales, para generar acciones de combate a la pobreza. De ese total gastaron mil 181 millones de pesos para abonar a sus deudas (lo que equivale a 8.9 por ciento). En contraparte, en acciones en materia de salud, ejercieron solo 117 millones 835 mil pesos.

Mediciones de pobreza de 2015 pone a la vista que en los municipios de Zongolica y Tlaquilpa se incrementó la pobreza, pasaron de la categoría Alto a Muy Alto grado de marginación. Tehuipango y Mixtla de Altamirano las dos demarcaciones más pobres en Veracruz ocupan el lugar seis y siete en el ranking nacional.

De acuerdo con el Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2017 para el Estado de Veracruz, 8 por ciento de los municipios (17 demarcaciones) tienen un grado de rezago social "muy alto" y 27 por ciento (57 ayuntamientos) se encuentra en el grado "Alto

Los ayuntamientos reciben financiamiento del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fismdf) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamundf), los que le representan su mayor ingreso.

Los recursos se deben destinar principalmente para financiar la ejecución de obra pública en rubros que cubren necesidades sociales básicas de la población, impulsando el desarrollo social.

Alcaldes abaten pobreza con calles, guarniciones y banquetas

De la bolsa de 13 mil millones de pesos de fondos federales, el programa en el que los ayuntamientos aplicaron la mayor cantidad de recursos es el de Urbanización Municipal, etiquetaron 2 mil 429 millones de pesos, 18.46 por ciento del total. Realizaron acciones de construcción, ampliación, mejoramiento o rehabilitación de calles, y sobresale el subprograma de pavimentación, en el que se ejerció 44.89 por ciento de la bolsa (al menos mil 100 millones de pesos).

En el programa de Agua y Saneamiento se ejercieron mil 146 millones de pesos, de ese total 70.28 por ciento se gastó en drenaje sanitario. El tercer programa en importancia para la autoridad municipal es Mejoramiento a la Vivienda, se utilizaron mil 197 millones; el subprograma de cuatro dormitorios ocupó 45.07 por ciento de los fondos de 2017.

Los siguientes programas en los que se utilizaron más recursos son Deuda Pública mil 181 millones; Seguridad Pública Municipal (mil 151 millones de pesos; Equipamiento Urbano mil 107 mdp; Fortalecimiento Municipal 829 mdp; acciones para llevar agua potable 740 millones.

En educación se gastaron 710 millones, en caminos rurales 667 y en acciones de electrificación, 489 millones. También se financiaron acciones de protección y preservación ecológica, auditorías, estímulos de educación, estudios, infraestructura productiva rural y desarrollo institucional municipal, así como planeación municipal.

La mayor parte de los recursos, 36 por ciento, se invirtieron en localidades con grado de rezago Muy Bajo, seguida de 31.10 por ciento en las localidades con rezago Medio; 24.56 por ciento de los recursos se invirtieron en localidades con rezago Bajo, mientras que aquellas con los grados Alto y Muy Alto recibieron 7.16 y 0.24 por ciento, respectivamente.

Cómo se gastan su dinero los dos municipios más pobres

Tehuipango, ubicado en la sierra de Zongolica del centro de Veracruz, es el que tiene mayor grado de marginación y pobreza y el sexto a nivel nacional

En 2017, las prioridades de inversión del alcalde Domingo Panzo Tecpile fueron dotar de agua potable a la población, introducir el sistema de drenaje, urbanizar (construir calles, guarniciones y banquetas), mejorar la vivienda, apoyar la educación, el pago de deuda y mejorar los caminos rurales.

Mixtla de Altamirano, también asentado en la sierra de Zongolica, ocupa el lugar número 7 de pobreza y marginación a nivel nacional.

La alcaldesa Dolores Amador Margarito, ocupó los fondos federales en acciones de vivienda, gastos de deuda, caminos rurales, urbanización y educación.