Política

Roces en primera visita de colectivos a las fosas clandestinas de Arbolillo

septiembre 19, 2018

Veracruz, Ver.- Una vez más, las madres de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas se apostaron en la división marcada por una cinta amarilla, que marca el perímetro para ingresar a la fosa de Arbolillo, en Alvarado, Veracruz.

Hoy lograron su cometido, acceder al sitio y verificar qué es lo que hay en el lugar, sin embargo, la lucha no está completa, pues buscan que se les permita observar cómo se realiza la exhumación y la procuración no sólo de los restos sino de los indicios.

El primer acercamiento entre las madres y el personal que vigilaba el cerco fue ríspido. "Déjennos pasar, el hecho de que nos tengan aquí afuera bajo el sol solo nos está revictimizando", exclamó una; mientras el encargado del acceso le decía que buscarían a su superior.

El director de Servicios Periciales, Mario Valencia, llegó minutos después, de inicio no pretendía dejarlas pasar, luego cedió, una por colectivo, al ver que no eran tantas las madres que habían llegado, determinó que pasarían por turnos.

Así, un primer grupo de madres entraron a la zona, a bordo de camionetas de la Policía Ministerial que desaparecían entre el sendero marcado por las idas y venidas de los vehículos. Cerca de 45 minutos después, salieron, para dar entrada al segundo grupo de madres, que llegaron acompañadas de la diputada, María Josefina Gamboa Torales.

"Logramos constatar que están delimitadas las fosas que ya procesaron, hasta cierto límite, lo que están trabajando no pudimos ver, pero bueno. El director de periciales nos acercó lo más que pudo, nos enseñó las fosas que están procesadas, a distancia, y pues eso es lo que pudimos ver (...) quedamos satisfechas por haber entrado, porque pues, qué se esconde, fueran las cosas tan sencillas, si nos dejan entrar y no hacen tanto rollo, a nosotros sí nos gustaría ver el procesamiento de una fosa", explicó Rosalía Catro Toss, madre del colectivo Solecito de Veracruz.

Expresó que les confirmaron que se trata de los restos que han estado siendo llevados a Servicios Periciales en Xalapa, en donde también se han mostrado los indicios. "Eso sí nos dijo el licenciado Valencia, que el catálogo presentado en Xalapa son de aquí, nuestra inconformidad es que no hay un testigo, por eso pedí a la doctora Matzumoto, o de derechos humanos nacional".

Señaló que el personal de Fiscalía reconoció que los trabajos en la zona tardarán un tiempo, pues se trata de un terreno muy grande que deberá procesarse en su totalidad. "A veces podemos estar en las exhumaciones a veces no, porque hay todavía, duele mucho decirlo, restos que tienen tejido, pero ellos una vez terminado su exhumación ponen sabanita de quirófano y nos dicen, en la fosa tanto se encontraron, tantos huesos largos, tantos cortos, tantos por cernido, un pantalón de mezclilla marca tal", explicó.

Castro Toss señaló que es de este modo es como les gustaría que se haga, pues tienen la certeza de que lo que se encontró nos lo están mostrando. "A veces no podemos ver restos con tejido porque es demasiado fuerte la impresión que da y el olor, si ellos lo van a hacer, que lo hagan, pero que haya testigos", afirmó.

Explicó que a pesar de que el fiscal general de Veracruz, señaló que se trata de restos que tienen más de dos años enterrados en la zona, algunos indicios que se han mostrado, como tatuajes, se observa la carne aun intacta. "Ha habido de los dos, nada más nos mostraron cuando fuimos a periciales restos con tejido, pro las tatuajes, mucho tatuaje", expresó.

Marijose

Cuando llegó la diputada Gamboa Torales, los ánimos se encendieron, debido a que la legisladora pasó el cerco acompañada de varios ayudantes, presuntamente para dialogar con el director de servicios periciales, lo que causó molestia entre las madres del colectivo.

A gritos, reclamaron que la legisladora entró al lugar sin mayor problema, cuando el acuerdo fue que entraran sólo madres de algún desaparecido. Éstas consideraron que la legisladora, que llegó con otras madres de otros colectivos, busca confrontarlas, para provocar un clima hostil entre ellas, cuando su objetivo es el mismo; hallar a sus hijos.