Economía

Necesario, ajustar la tarifa mínima de taxis; amagan con declararse en quiebra

septiembre 18, 2018

Córdoba, Ver.- Un ajuste emergente a las tarifas exigen los taxistas pues aseguran que de no ser atendido este llamado, para el 2019 podrían estarse declarando en quiebra al menos el 50 por ciento de los ruleteros de la ciudad, señaló Jesús Rivera García, presidente de la Unión de Agrupaciones Taxistas de Córdoba.

El entrevistado señaló que esperan uno de los peores cierres de año, tomando en cuenta los dos sexenios federales panistas, especialmente por el tema de la gasolina que ha llegado a los 20 pesos el litro y ante el comportamiento que registra, no duda que supere los 21 pesos el litro, lo que se suma al costo de los insumos que se cotizan en dólares.

"Este año creo que va a ser el peor que hemos tenido en los últimos sexenios, el peor que vamos a tener es este de Peña Nieto, porque estamos a punto de llegar a los 21 pesos el litro de gasolina, algo que nos afecta directamente y no vemos por dónde, es algo insostenible, las refacciones, los insumos, ya no vemos una solución, si no encontramos un aliciente, el primero [de enero] podríamos declararnos en quiebra".

Para evitar que esto suceda, consideró necesario que se aplique un ajuste emergente de tarifas de al menos cinco pesos, ya que en Córdoba la tarifa mínima es de 20 pesos, aunque asegura que existe conciencia de la situación y el usuario accede a pagar hasta 25 pesos, señala que se requiere que la corrida mínima quede en 30 pesos "de manera urgente".

"La tarifa real es de 20 pesos la mínima, pero el pasajero entiende que no es suficiente y paga los 25, pero tendría que ajustarse para que se pueda sostener el negocio y se pueda dar un buen servicio".

En caso de que las autoridades no los escuchen, señaló que en enero podrían declararse en quiebra, pues además de todos estos inconvenientes que han tenido que sortear, harán frente a la denominada "cuesta de enero" lo cual dificultará su situación.

El entrevistado recordó que durante este sexenio que está por terminar, se prometió terminar con el gasolinazo mediante la denominada reforma energética, pero a unos meses de que salga Enrique Peña Nieto queda claro que no sirvió de nada, más que para beneficiar a un pequeño sector, el de los empresarios, porque a los ciudadanos que a diario cargan gasolina, "esta iniciativa los está llevando la quiebra".